En México, el retiro de efectivo a través de cajeros automáticos sigue en ascenso. Sin embargo, casi la totalidad de los usuarios prefiere usar los dispositivos del mismo banco en que tiene su tarjeta que otros, debido a que las comisiones que se cobran por operaciones interbancarias son altas.

Datos de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) refieren que al tercer trimestre del 2013 (últimos datos con los que se cuenta), se habían realizado 365 millones de transacciones en los más de 40,000 cajeros automáticos que hay en el país. De éstas, 348 millones fueron en dispositivos propios del banco emisor de la tarjeta y sólo 17 millones resultaron ser operaciones interbancarias. Además, 98% de las transacciones se realizó con tarjeta de débito.

El total de transacciones en cajeros automáticos se ha incrementado. Debido a las transacciones mismo banco, pues las interbancarias han disminuido. En nuestros días representan 4.6% del total de las operaciones en cajeros automáticos. Este patrón se observa tanto a nivel de sistema, como de la mayoría de los bancos participantes en el mismo , refiere la Cofece en su estudio sobre competencia.

A decir del organismo, una menor emisión de tarjetas tanto de crédito como de débito, así como una menor instalación de cajeros automáticos observados a partir de la crisis del 2008, parecen haber influido en un menor crecimiento de los retiros en los también llamados ATM. Aunado a ello, refiere, la regulación de comisiones que se emitió en el 2010 (incluida la que prohíbe que los bancos cobren a sus clientes por el uso de los dispositivos), parece haber inducido a un crecimiento de las operaciones mismo banco sobre las interbancarias.

De acuerdo con la Cofece, la comisión que cobran los bancos por retiro de efectivo con tarjetas que no pertenecen a la misma institución ronda hoy día los 25 pesos promedio, aunque hay entidades que llegan a cobrar hasta 40 pesos.

La Cofece considera que para impulsar un mayor número de transacciones interbancarias, el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores pueden establecer reglas tarifarias que permitan reducir las distorsiones descritas en el uso de cajeros automáticos.

Se recomienda garantizar el acceso a la infraestructura de cajeros automáticos en condiciones no discriminatorias, con cargos de acceso entre bancos que estén basados en costos incrementales de largo plazo y promover esquemas tarifarios que reduzcan el diferencial de cobros a los usuarios entre cajeros de diferentes bancos , menciona.

Faltan ATM en zonas rurales

En el país existen hoy, según cifras de la CNBV, alrededor de 43,000 cajeros automáticos. Sin embargo, han reconocido que más de 90% se encuentra en zonas urbanas y sólo una mínima parte en regiones rurales.

Casi todos los municipios altamente poblados cuentan con al menos un cajero. Sin embargo, en estados como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, existen municipios con población relativamente alta que todavía no cuentan con un cajero , precisa la Cofece. En octubre, autoridades financieras adelantaron que ya trabajan en una nueva regulación para los cajeros automáticos.