El sector inmobiliario, los bancos, las empresas en materia de seguridad privada y las casas de empeño y préstamo están siendo ocupadas por el crimen organizado para el lavado de dinero, aseguraron senadores, quienes consideran que México podría adoptar el modelo italiano para combatir la estructura financiera de los grupos crimininales.

En entrevista, el senador René Arce (PRD), quien promueve una iniciativa en materia de lavado de dinero, y el diputado Luis Videgaray (PRI), integrante de la Comisión de Hacienda de San Lázaro, coincidieron en que México podría adoptar el modelo italiano de la Guardia de Finanzas, el cual tiene el objetivo de prevenir, investigar y reportar evasiones y violaciones financieras mediante una policía financiera.

Que tuviera facultades, recursos, sector de inteligencia y capacidad para poder mandar a juicio a todos aquellos que pudieran ser sospechosos de estar en complicidad de lavado de dinero y poderse juzgar , detalló René Arce.

Alertó: Ese dinero se está moviendo y es muy delicado porque se van apoderando progresivamente de sectores de la economía de este país. Es un asunto mucho más delicado que los propios grupos delictivos, porque remueve la impunidad, la corrupción y las instituciones .

Por su parte, Luis Videgaray consideró que las nuevas medidas sí podrían ayudar a frenar las operaciones del crimen organizado.

En la frontera no servirá de nada: empresarios

Para las tiendas de autoservicio y departamentales del país, especialmente las ubicadas en la frontera norte de México no sirve de nada el esquema de los 7,000 dólares al que limitan las operaciones en efectivo del billete verde, por lo que el sector comercio analiza utilizar la figura de corresponsales bancarios en los negocios para el cambio de la moneda, opinó Vicente Yáñez Solloa, presidente de ese gremio empresarial.

El dirigente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reconoció que acceder a los corresponsales bancarios será un proceso complicado, porque el cliente tendría que cambiar sus dólares por moneda nacional y pagar en efectivo a la tienda; sin embargo, el compromiso del sector comercio es sumarse al apoyo de las autoridades hacendarias para frenar el lavado de dinero.

Confió en que los mecanismos de control de dólares no se conviertan en una gran burocracia que impida realizar las operaciones formales en el comercio.

Y es que, precisó: Algunas cadenas nos han comentado que sus ventas en dólares son en caso más extremo de 4% en una cadena nacional, en las regionales sus impactos son mayores .

La figura para nosotros de 7,000 dólares no nos sirve de nada y ahí estamos viendo si se utiliza la figura de corresponsales bancarios, de forma tal que se puedan hacer operaciones por orden de los bancos para cambiar las divisas y luego cambiar a pesos .

[email protected]