La Fundación Rafael Dondé planea entrar fuertemente al mercado de las tarjetas de crédito no bancarias, a través de lanzamiento de tarjetas ligadas a un crédito prendario, donde la institución planea colocar cerca de 200,000 plásticos en una primera etapa, para después alcanzar el millón de clientes que tiene la casa de empeño.

Con este tipo de instrumentos, la institución se pone a la vanguardia y le damos a las personas de nuestro nicho de mercado una opción que no le cobre un sin número de comisiones y sin las restricciones tradicionales que tiene los bancos , aseguró Gerardo Ponce de León, director de Fundación Dondé.

El monto del préstamo será aquel que se estipule en el empeño que, de acuerdo con el ejecutivo, ronda entre 70 y 80% del valor total de la prenda y el dinero se deposita en la tarjeta que es también MasterCard, para que el cliente pueda retirar el efectivo que desee o usarla en cualquier establecimiento con una terminal punto de venta.

Los créditos para este tipo de tarjetas irán a partir de los 300 pesos y el contrato de empeño tradicional es de tres meses, con la opción de refrendar el préstamo o pagar anticipadamente, por lo que sólo está aceptando alhajas de oro, relojes y diamantes.

Con esta tarjeta, el cliente puede usar todo el crédito o sólo una parte y sólo se le cobrará una tasa de interés única por el monto utilizado y no por todo el préstamo. Si paga el préstamo en el tiempo convenido es posible que deje la prenda empeñada y tendrá automáticamente renovado el préstamo , explicó Alfonso Gómez, director de la tarjeta Dinero a la Mano.

El costo del préstamo es de 0.2% diario del monto que se retire de la tarjeta, por lo que de forma mensual es de 6% y anual de 72%, mientras que la tasa efectiva promedio ponderada de las tarjetas de crédito bancarias, de acuerdo con el Banco de México, fue de 24.3% en el mes de agosto del 2012.

La Fundación destacó que la tarjeta tiene descuentos permanentes al comprar en comercios asociados al producto, mientras que el pago del crédito puede realizarse en cualquier sucursal bancaria o en las oficinas de la casa de empeño.

Adicionalmente, la tarjeta tiene asociada una aplicación para descargarse a los teléfonos celulares, para que se puedan realizar operaciones básicas de compra de productos y servicios y de servicios, a través de estos dispositivos , dijo Gómez.

La Fundación Dondé recibió la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores el año pasado , para la creación de un banco, el cual está en proceso de validar u certificar sus sistemas con la autoridad, por lo que estiman que sea en el primer semestre de este año cuando inicie operaciones.

[email protected]