El incremento de las reclamaciones por cargos no reconocidos en tarjetas de débito es uno de los males que más aqueja a los usuarios de servicios financieros en el país, pues casi 40% de las veces estas tarjetas van ligadas a una cuenta de nómina, repercutiendo directamente en sus bolsillos, hizo notar la Condusef, al anunciar la última actualización al Buró de Entidades Financieras (BEF).

Dentro de esta actualización, con la que ya se abarca todo el catálogo de instituciones registradas en el Sipres (Registro de Prestadores de Servicios Financieros), se observa un contraste en cuanto a las tarjetas.

Las tarjetas de crédito son un buen augurio para la Condusef, pues con las actualizaciones al BEF se ha visto una tendencia a la baja en cuanto a quejas por cargos no reconocidos. Seis de cada 10 reclamaciones son precisamente por este tema, refirió Mario Di Costanzo, titular de la comisión.

Con el otro plástico se observa una tendencia al alza. El aumento en las reclamaciones en tarjetas de débito ha subido 15% aproximadamente y esto genera preocupación para la Condusef, pues muchas veces estas tarjetas van ligadas a cuentas de nómina.

Di Costanzo abundó en la situación, explicando que existen alrededor de 100 millones de tarjetas de débito y hay entre 35 y 40 millones de cuentas de tarjetas de nómina, por lo cual entre 35 y 40% de las veces estas tarjetas representan la nómina de un usuario.

De este modo, una queja por un error en los montos repercute directamente las finanzas de las personas.

El titular de la Condusef comentó que otras de las situaciones negativas que más se detectaron durante la compilación del BEF fueron: los tiempos de respuesta para quejas de gestión electrónica, las diferencias entre los contratos de adhesión reportados a la autoridad y los que realmente se aplican a los usuarios, así como el bajo índice de resolución en favor de los usuarios en reclamaciones por operaciones de banca móvil, el cual es menor a 30% cuando el índice en cuestiones bancarias en general es cercano a 60 por ciento.