La decisión de cancelar la construcción de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali, con base en una consulta "antidemocrática", es grave y se toma en el peor de los momentos, consideró BBVA México.

Carlos Serrano, economista en jefe del banco, en una videoconferencia en la que se abordaron los impactos del Covid-19 en la economía local, explicó que una de las afectaciones se verá en la inversión, cuya recuperación será lenta y más por la decisión que se tomó en Mexicali.

"Haber llevado a cabo una cuestionable consulta pública sobre la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali es lamentable. Nos parece una peor señal para la inversión que la propia cancelación del aeropuerto o las disputas de los contratos de gasoductos", sentenció.

Agregó que la señal que se manda con esto, es que no hay certidumbre jurídica y que se pueden cambiar las reglas "ya muy empezado el partido".

En este sentido, el economista en jefe de BBVA México consideró que de no darse marcha atrás a esta decisión, es de esperarse que, una vez pasada la contingencia, no tenga lugar la recuperación de la inversión privada o que tarde más de lo esperado.

Agregó que el daño a la confianza ya está hecho, pero que se puede revertir parcialmente si se da marcha atrás.