Ante la contingencia ambiental y como una solución que garantiza la circulación vehicular diaria, CIBanco, que dirige Jorge Rangel de Alba, resurge un nuevo modelo de negocio al ofrecer créditos verdes.

El banco informó que ofrece productos y servicios de crédito para cualquier persona física o moral, sin embargo, "recompensa" a aquellos que buscan un financiamiento para la adquisición de un bien mueble o inmueble que contribuya con el cuidado del medio ambiente. En este caso la compra de un auto verde, ya sea eléctrico o híbrido.

"Esta recompensa se otorga a través de un costo de fondeo más barato. Por ejemplo, CIBanco ofrece tanto créditos para autos normales, como para autos verdes. La diferencia es que el crédito verde se otorga al que compra un vehículo que contamina menos de 180 partículas de monóxido de carbono", abundó Rangel de Alba.

NOTICIA: Suspende CAMe contingencia ambiental

La ventaja o recompensa para el cliente, es que ese crédito verde tiene tasas de interés más bajas y mejores condiciones de financiamiento en comparación con un crédito tradicional.

Hace cuatro años, CIBanco adoptó una nueva filosofía de negocio convirtiéndose en el primer banco verde de México, comprometido con el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad desde su trinchera en el sector financiero.

Lo anterior, no significa que la institución esté ligada a un grupo ecologista, que utilice la sustentabilidad como un mero estandarte de marketing, o que sólo atienda a clientes comprometidos con la sustentabilidad.

Además del programa verde, CIBanco tiene una amplia variedad de productos financieros orientados a la sustentabilidad, tal como el crédito destinado para la adquisición de paneles solares, que está dirigido principalmente a personas que cuentan con casa habitación propia con tarifa eléctrica de Alto Consumo (DAC), preferentemente. De esta manera, CIPanel Solar contribuye a acelerar el uso de energía solar en México.

NOTICIA: Negocio fiduciario, la apuesta de CIBanco

mfh