Los bancos griegos necesitan 14,400 millones de euros (15,800 millones de dólares) para volver a asentarse y funcionar con normalidad, informó este sábado el Banco Central Europeo (BCE).

NOTICIA: Bancos griegos, con liquidez por 1,000 millones de euros

La cifra anunciada es el resultado de un análisis del BCE sobre los cuatro bancos más grandes de Grecia Alpha, Eurobank, Banco Nacional de Grecia y Piraeus , que ahora deben presentar sus planes para conseguir el dinero y capitalizarse a fin de evitar más pérdidas.

El dinero podría provenir de inversionistas, o del rescate de 86,000 millones de euros (94,600 millones de dólares) concedido por otros gobiernos de la eurozona en agosto.

El informe es un paso importante para poner fin a los límites en los retiros de los clientes y las transferencias, que continúan obstaculizando a las empresas mientras la economía griega lucha por recuperarse.

NOTICIA: BCE seguirá financiando bancos griegos: Draghi

El agujero financiero encontrado por el BCE es menor de lo temido en un principio. El rescate proporcionó hasta 25,000 millones de euros para apuntalar los bancos.

Grecia se apresura para rescatar a los bancos antes de final de año, cuando entran en vigor nuevas normas europeas que requerirían la incautación de depósitos mayores de 100,000 euros (110,000 dólares) en el seguro de depósitos. Eso afectaría a los grandes depositantes como pequeños y medianos negocios, los cuales ya han tenido suficientes problemas.

El BCE encontró que los bancos necesitarían 4,400 millones de euros bajo las expectativas normales y 14,400 millones de euros si hay una recesión más severa en la economía griega.

NOTICIA: BCE eleva techo para financiamiento de bancos griegos

Los bancos griegos ya han sido rescatados en anteriores acuerdos de rescate, pero sufrieron más pérdidas mientras el país se dirigía hacia un tercer rescate este verano.

El número de préstamos empresariales no pagados se incrementó, mientras la economía se deterioraba y los inversionistas huyeron. Los depositantes retiraron el dinero por temor a que Grecia fuera ser obligada a dejar el euro y se quedara con una nueva moneda de mucho menor valor.

El acuerdo de rescate evitó una salida de la eurozona, pero los límites en retiros y transferencias impuestos en junio permanecen, a pesar de que han sido relajados.

erp