El consumo interno, impulsado a la vez por el crecimiento del crédito que otorga la banca, fue un factor importante para que la economía mexicana creciera 2.5%, en el 2015, ello pese a los choques provenientes del exterior.

En su Informe de Comisiones y Comités, la Asociación de Bancos de México (ABM) destacó que el año pasado el financiamiento otorgado por el sector creció alrededor de 13%, repunte que estuvo acompañado por una tendencia a la baja de las tasas de interés en todas sus carteras (hipotecario, automotriz y empresas). (Esto) constituye un estímulo importante a la demanda doméstica .

La ABM destacó en su documento que la reforma financiera, en conjunto con las políticas monetaria y fiscal el impulso de otras reformas estructurales, han permitido a México sortear retos del entorno mundial, como la caída del precio del petróleo y los ajustes a las tasas de interés de referencia en Estados Unidos.

En los últimos 15 años, el crédito al sector privado ha crecido más de tres veces de lo que lo ha hecho el Producto Interno Bruto (PIB). En el 2015, de acuerdo con cifras de la propia ABM, todos los portafolios presentaron aumentos de dos dígitos: vivienda, 11.4%; consumo, 12.8%, y empresas, 18.1 por ciento.

La banca está viviendo el periodo de expansión más importante y saludable de la historia del país. En gran medida, por el éxito de la reforma financiera y la disposición de las instituciones para trabajar de forma conjunta en la implementación de las modificaciones a 34 leyes , explicó.

Éxito de la movilidad

Algunos datos destacables del informe dado a conocer por la ABM son que, hasta el momento, 22,000 familias mexicanas han transferido su crédito hipotecario a otra institución bancaria con mejores condiciones de financiamiento. (La movilidad hipotecaria) se incrementará de forma importante con respecto al año anterior, debido a los incentivos que genera la competencia .

En el producto de nómina, comenta la banca, también en breve comenzarán a verse los resultados de la movilidad.

En cuanto al programa Crédito Joven (de manera conjunta con las autoridades financieras), la ABM refirió que al cierre del 2015 se registraban apenas 398 créditos otorgados por un monto acumulado de 161 millones de pesos. La meta de este programa, se dijo en su momento, es canalizar 2,000 millones de pesos.

En materia de corresponsales, detalló que, al cierre del año pasado, había ya 25,500 puntos de comercio, aunque las operaciones que aquí pueden realizarse son limitadas, ya que sólo aplican depósitos y pagos de servicios.

Por otra parte, la ABM destacó que, en materia de prevención de lavado de dinero, casi la totalidad de los bancos cuenta ya con oficiales de cumplimiento certificados.

Y en el rubro de asaltos, el órgano cúpula de los banqueros mencionó que éstos bajaron 26% en el 2015 contra el 2014, al registrarse 526 hechos de este tipo. Mientras que los ilícitos en cajeros automáticos disminuyeron en el periodo 12%, al pasar de 243 a 213.

eduardo.juarez@eleconomista.mx