El único valor con el que cuenta la banca es su servicio, por lo que si estas instituciones mexicanas quieren mantener su crecimiento, especialmente las de gran tamaño, tienen el reto de seguir invirtiendo en ello.

Lo anterior, de acuerdo con el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles Miaja, quien sostuvo que para que los bancos atiendan como se debe a los clientes y usuarios se requieren grandes inversiones.

Detalló que de los 27 millones de clientes que la banca atendía en 2007, este número se incrementó a más de 45 millones en el año que casi termina.

De ahí que no se puede atender a estos clientes y usuarios con el mismo número de sucursales y la misma tecnología que hace por lo menos siete años, por lo que muchos bancos invierten cantidades muy importantes para mejorar radicalmente el servicio, que es donde realmente va a estar la competencia, expuso.

Consideró que el verdadero valor de los bancos radica en el servicio que ofrecen, pues el usuario lo que realmente busca es donde lo atienden mejor y justo ahí es en donde va a estar el futuro y el que defina que una persona decida quedarse o irse de un banco.

Así que, aquéllos bancos que logren dar un mejor servicio son los que se van a llevar un mayor número de clientes y aquéllos bancos que no inviertan, porque servicio es invertir en los proyectos tecnológicos adecuados, infraestructura y capacitación, van a tener problemas , reiteró en entrevista con Notimex.

En su opinión, Banco Azteca es un ejemplo de este tipo de inversiones, pues ha tenido un gran logro al tener en su corta historia más de 10 millones de clientes.

Entonces, argumentó, un banco que se constituya nuevo, que tenga la capacidad gerencial y que haga las inversiones correctas puede tener 10 millones de clientes en 10 años.

Luis Robles dijo que la banca es un negocio que requiere mucha inversión por temas regulatorios y de servicios, y para los bancos mantener y mejorar los niveles de servicios, especialmente los de mayor tamaño, es trascendente para mantenerse ante los bancos más pequeños.

De hecho, precisó, los bancos grandes han perdido 30% del mercado frente a los bancos de segunda generación y los de reciente creación.

Un ejemplo en este sentido puede ser Banorte, que de ser regional tuvo la habilidad, capacidad e inversiones para volverse un banco nacional, comentó.

Ante este panorama, Luis Robles aseveró que si bien México tiene un número regular de instituciones de crédito, no hay espacio para muchas más porque los sistemas bancarios en el mundo están reduciéndose.

De hecho, anotó, hasta los sistemas tan pulverizados, como el de Estados Unidos, empiezan a reducirse, pues de 14,000 bancos que tenían en 2008 ahora cuenta con 6,000 y sólo tres detentan 40% de los activos.

En el caso de España, Luis Robles refirió que en el mismo periodo, entre cajas y bancos sumaban más de 200 entidades, ahora quedan 40 y se espera terminen en operaciones únicamente 20 instituciones.

Poner un banco no es una oficina, una computadora y una señorita recibiendo dinero, así que no creo que haya mucho más espacio para un mayor número de bancos; lo que sí creo es que hay mucho espacio para los que están y los que vengan que ataquen el mercado que no es atendido , indicó.

Además, abundó, hay muchas entidades formales e informales que tienen un pedazo relativamente importante de los depósitos de las personas y en muchos casos de manera cuestionable, porque no son bancos.

Señaló que para bancarizar a los mexicanos se requieren canales más adecuados, baratos y que permita que una persona abrir una cuenta en un banco con 500 pesos y que se disponga de los recursos de una manera totalmente electrónica y no mediante una ventanilla.

La tecnología avanza enormemente y por eso en la banca hace grandes inversiones para ello, como para realizar transacciones a través de un celular, concluyó.

erp