Davos, Sui. Nos interesa entrar a México y nos interesa Banamex, pero el precio que se está manejando, 30,000 millones de dólares, es demasiado alto para nosotros. Con esa cantidad, nosotros estamos fuera de la puja , dijo Roberto Setubal, presidente de Itaú Unibanco, a El Economista, en Davos.

En diciembre del 2014, Setubal reconoció ante analistas que Banamex era una opción interesante para ellos. No entró en detalles sobre posibles negociaciones para la adquisición del segundo mayor banco de México, pero explicó las razones por las que se ha enfriado su interés. Para pagar 30,000 millones de dólares, deberíamos hacer un esfuerzo de capital que perjudicaría nuestro balance. Significaría un deterioro para nuestros múltiplos , afirmó.

El presidente del mayor banco privado brasileño participó en el panel dedicado a América Latina.

Itaú entró a México a través de C&A en el mercado de tarjetas de crédito, pero este negocio lo vendió a Invex en junio del 2014.

Actualmente Itaú opera en México a través de su Casa de Bolsa, que fue autorizada en noviembre del 2014 por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.