Luego de que el 2013 se caracterizó por un proceso de desaceleración para la economía mexicana que creció poco más de 1% según diversos pronósticos, BBVA Bancomer estima que en el 2014 tal situación se revertirá y el PIB nacional podría repuntar por arriba de 3 por ciento.

Carlos Serrano, economista en jefe para México del banco, precisó que en este pronóstico ya se contemplan todos los nuevos impuestos derivados de la reforma fiscal, así como la inflación que, resultado de ello, ha alcanzado 4.5% en enero.

En conferencia de prensa en la que se dio a conocer la Situación Regional Sectorial , el especialista explicó que, si bien en los primeros días de enero ya se reflejaron en la inflación los efectos de los nuevos impuestos, éstos serán de un solo golpe y después se disiparán.

No es un cambio estructural. La inflación debe preocupar cuando el aumento es sostenido. Ciertamente son cambios que van a aumentar la tasa, pero será de una sola vez , reiteró.

Carlos Serrano añadió que dicho pronóstico, sobre el que el banco abundará más en las próximas semanas con su estudio sobre la situación económica, también contempla el mayor déficit público que habrá este año. Recordó que en el 2013 hubo una desaceleración de la economía nacional, derivada tanto de factores externos como la baja en las manufacturas de Estados Unidos, e internos como la contracción del gasto público.

Sin embargo, dijo, tales variables ya no existen, pues presentan buenos números para el 2014.

Durante este año, la demanda externa contribuirá a un mayor crecimiento económico. La fabricación de equipo de transporte, productos electrónicos de consumo y equipo de comunicaciones mostrarán el mejor desempeño manufacturero , enfatizó el banco.

Agregó: Para el 2014 estamos más optimistas, estaremos anunciándolo con nuestro nuevo pronóstico de crecimiento, pero claramente pensamos que será una tasa superior a 3%, una recuperación del crecimiento del país, porque los dos factores de la desaceleración (del año pasado) ya no están aquí .

eduardo.juarez@eleconomista.mx