Grupo Financiero Banorte informó que fue una falla técnica en su sistema de conexión al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), registrada el pasado 27 abril, lo que afectó el servicio de transferencias electrónicas. No obstante, precisó que hoy se opera con seguridad y las transacciones se concretan en el mismo día.

En un comunicado, el banco detalló que, tras detectarse la falla, se aplicó de inmediato el esquema alterno de conexión que ofrece directamente el Banco de México y que opera con la misma seguridad.

“Con el esquema alterno, nuestra conexión al servicio SPEI opera temporalmente a una velocidad menor. Nuestros clientes pueden utilizar también, como alternativa, el servicio TEF, que garantiza la acreditación de envío al día hábil siguiente”, puntualizó.

La institución regiomontana destacó que, pese a la falla registrada hace casi dos semanas, los clientes pudieron seguir operando, aunque a una menor velocidad, y aseguró que en todo momento los recursos y depósitos de sus clientes han estado y estarán “completamente seguros”.

Enfatizó que hoy el banco realiza las transferencias electrónicas vía SPEI en el mismo día y que se trabaja para normalizar el servicio en el menor tiempo posible, además de que se seguirá informando hasta que la situación se normalice.

El lunes pasado, el director general de Banorte, Marcos Ramírez Miguel, dijo en una entrevista que, a pesar de que seguían actuando en contingencia con el canal alterno, la situación ya se había regularizado y que los clientes no notaban ya los efectos de la falla.

Ahí, adelantó que en una o dos semanas, el banco ya estará metido de nuevo en el sistema normal.

Marcos Ramírez reconoció que no hubo pérdidas ni para los clientes ni para el banco, pero que el daño principal fue la molestia de los usuarios. En este sentido, ofreció una disculpa a los usuarios de la institución y argumentó que se fortalecerán todos los circuitos para que ello no vuelva a ocurrir.

No obstante, refirió que el banco siempre está invirtiendo en fortalecer la seguridad.

Aunque en menor medida, las quejas a través de redes sociales seguían este miércoles contra Banorte.