En una operación discreta, la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) Acreimex concretó el rescate de 14,700 ahorradores de Caja Cristo Rey, entidad que a pesar de ser autorizada y supervisada por las autoridades, sus malos números la hicieron apegarse a un esquema de salida ordenada del sistema financiero.

Con este rescate, Acreimex expande sus operaciones a Yucatán y refuerza su presencia en Quintana Roo, estados donde Caja Cristo Rey concentraba sus operaciones.

A través del esquema de transferencia de activos y pasivos, se realizó un convenio para el rescate de socios ahorradores de la Caja Cristo Rey en el oriente del estado de Yucatán , explicó Acreimex en un comunicado.

Con este convenio agregó la cooperativa Acreimex, empresa oaxaqueña que nace en la Villa de Etla de Oaxaca, ahora tiene la gran oportunidad de apoyar y brindar sus servicios a la comunidad yucateca.

De acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, Caja Cristo Rey operaba con 25 sucursales en Yucatán y Quintana Roo; sin embargo, Acreimex solamente se quedó con 13 de ellas, las que operativamente eran viables.

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) arrojan que de marzo a septiembre periodo en el que se concretó la operación el número de sucursales de Acreimex pasó a 32 a 45. Su número de socios se incrementó de 106,771 a 128,659.

Según Fitch Ratings, en esta operación de transmisión de activos y pasivos, el Fondo para el Fortalecimiento de Socaps y de Apoyo a sus Ahorradores (Focoop), que vigila y coadyuva en la viabilidad de este tipo de entidades siempre y cuando estén autorizadas para operar, realizó una aportación de 72 millones de pesos.

Asimismo, de acuerdo con la calificadora Acreimex, absorbió un costo de 100 pesos por cada socio depositante de Caja Cristo Rey, es decir, un total de 1.5 millones de pesos, debido a que la aportación de capital (monto que es solicitado como requisito para que una persona sea de una socap) por parte de esta última era de 400 pesos por socio, cuando en Acreimex es de 500 pesos.

El rescate de los socios de Caja Cristo Rey consistió en una migración de activos y pasivos a Acreimex, los cuales ascendían a 58 millones de pesos y 130 millones de pesos, respectivamente.

La transmisión de activos y pasivos de una socap con problemas de solvencia a una entidad con más fortaleza financiera consiste en el rescate de los socios de la organización emproblemada para que continúen con el acceso a servicios financieros así como con la protección de sus ahorros hasta por un monto de 25,000 Udis (134,000 pesos).

La estrategia

Aunque Acreimex es una entidad que no sobresale por su número de activos dentro de las 152 socaps que operan en el país, el crecimiento que ha tenido en los últimos años ha sido, en gran medida, porque ha absorbido entidades de este sector que no cumplieron con los requisitos para continuar operaciones.

La Caja Cristo Rey viene a formar parte de otros hermanos cooperativistas que también han sido rescatados de las socaps Santa Catarina Ticua, Sifisur y Unión Oaxaca, de quienes se concluyó el proceso el pasado 20 de octubre del 2015 y la Cooperativa Antequera, que actualmente se encuentra en el proceso de rescate de sus ahorradores , explicó Acreimex.

A septiembre pasado, Acreimex contaba con 1,957 millones de pesos en activos, colocándose como la octava sociedad más grande del sector, cuando un año atrás estaba en el onceavo lugar; sin embargo, todavía se encuentra lejos de la entidad más grande, Caja Popular Mexicana, que registró un monto de 37,446 millones de pesos.