En el marco de una reorientación en la política de subsidios de la vivienda, con la cual estas ayudas se enfocarían a las personas de más bajos ingresos, las acciones que se realizan con estos apoyos tuvieron una caída en los dos primeros meses del 2017 de 46% respecto al mismo periodo del 2016.

De acuerdo con el Sistema Nacional Información e Indicadores de Vivienda (SNIIV), durante los primeros dos meses del año se realizaron 10,023 acciones de vivienda con subsidios, que significaron una derrama de 626 millones 924,312 pesos; estas cifras contrastan con las 18,911 acciones que se ejecutaron en el mismo periodo del 2016 y las cuales significaron un desembolso de 1,173 millones 676,311 pesos.

Cabe mencionar que hace algunas semanas los desarrolladores de vivienda reconocieron que los primeros meses del año fueron complicados por el cambio en el enfoque de la política de subsidios, la cual llegó como resultado de un recorte presupuestal.

En la actualidad estamos en un impasse complejo que tenemos que pasar para llegar a un marzo en el cual, sabemos, se va a dar la detonación de vivienda, y con esto vamos a poder generar los números que veníamos trabajando , detalló hace algunas semanas a este medio Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Para este 2017 el esquema de subsidios operado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) tiene programado un presupuesto de 6,500 millones de pesos, es decir, una disminución real de 34% respecto a los 9,500 millones de pesos que recibió en el 2016.

El porqué de la ?caída de acciones

Ante el recorte presupuestal que sufrió este esquema en este 2017, desde diciembre del 2016 las autoridades anunciaron una serie de medidas en apoyo al sector, como el cambio en las reglas de operación de este esquema así como el uso de recursos para sacar la vivienda en tubería desde el año pasado, es decir, aquella que no se había podido colocar debido a la falta de recursos.

Desde diciembre pasado y hasta el final de febrero del presente año, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) así como la Conavi dispusieron alrededor de 1,100 millones de pesos para sacar esta vivienda en tubería.

Estos 1,100 millones de pesos se ejercieron bajo las reglas de operación del 2016, es decir, todavía contemplaron a los trabajadores con ingresos de hasta 5 veces salarios mínimos (alrededor de 12,000 pesos mensuales); con las reglas de este 2017, se priorizará atender a las personas con ingresos por debajo de 6,000 pesos mensuales.

Ya que las autoridades lograron sacar la vivienda en tubería, en este mes comenzó la aplicación de las nuevas reglas de los subsidios, con lo que, según voces de la industria, se retomaría el dinamismo del sector, luego de dos meses complicados.

Conavi anuncia derrama de 500 millones de pesos

Con la finalidad de que el sector de la vivienda retome su ritmo, las autoridades ejercerán sólo en marzo una derrama de 500 millones de pesos.

No teníamos proyectado ejercer este monto en marzo, es un tema que pidió la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para que la industria no se detenga, pues este año será un motor de la economía, que impacta en 78 actividades económicas , explicó Jorge Wolpert Kuri, titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Entrevistado en el marco del primer aniversario de la Asociación Mujeres Líderes por la Vivienda, Wolpert Kuri comentó que a pesar de la caída en acciones registrada en los primeros meses del año, las autoridades han tomado medidas para que el sector no se detenga.

El ritmo no se va a detener, la vivienda se seguirá produciendo, la inversión para marzo es muy buena noticia y esperamos que en abril, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores nos dé la buena noticia de que ya están sus nuevos sistemas de créditos y entonces podamos cumplir con las metas que nos hemos planteado , comentó el funcionario.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx