Los remanentes de la tormenta tropical Arlene a su paso por Hidalgo dejaron un saldo de 3 muertos, más de 1,000 evacuados de zonas de riesgo y al menos 100 derrumbes sobre carreteras, informaron autoridades del estado.

Por lo anterior, el gobierno de la entidad solicitará que la Federación declare a la entidad como zona de desastre, a fin de poder acceder a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Durante la sesión extraordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil, se informó que en el fraccionamiento Tuzos, en Mineral de la Reforma, al menos 200 casas resultaron inundadas por la fuerte tormenta de ayer.

En Meztitlán, 4,500 hectáreas de cultivos se encuentran inundadas debido a las fuertes precipitaciones.

Al dar a conocer los pormenores de la contingencia meteorológica, funcionarios de los tres niveles de gobierno informaron que la presa La Esperanza, en Tulancingo, está al 100 por ciento de su capacidad, por lo que se realiza el desfogue controlado.

También se desalojaron las colonias Los Sabines y El Refugio, debido al desbordamiento de los ríos San Lorenzo y Chico, que sobrepasaron su capacidad máxima.

En Pachuca, la colonia Nueva Estrella registró desprendimientos de tierra, por lo que fueron desalojadas cuatro personas y trasladadas a los albergues. En tanto que en la colonia 20 de noviembre 60 personas fueron evacuadas.

En Mineral de la Reforma, el Río de las Avenidas se desbordó y provocó inundaciones de hasta 80 centímetros de altura.

El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, encabezó la sesión extraordinaria del Consejo estatal de Protección Civil, en compañía de su gabinete y representantes de los gobiernos municipales y federal.

JSO