La tormenta tropical Arlene, la primera de la temporada de huracanes del océano Atlántico, ganaba fuerza en su ruta hacia la costa nororiental de México, donde impactaría a primeras horas del jueves, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tormenta, que se formó en el sudoeste del Golfo de México, tenía a las 1800 GMT del miércoles vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora y estaba ubicada a unos 240 kilómetros al este-sureste de Tampico, en México.

"Arlene se está moviendo cerca de la costa de México", dijo el centro en un reporte. "Se pronostica un fortalecimiento y Arlene podría aproximarse a fuerza de huracán antes de impactar en tierra", agregó.

Autoridades mexicanas esperaban que Arlene descargue torrenciales lluvias en estados como Tamaulipas y Veracruz, donde habrá oleaje elevado, además de San Luis Potosí, Nuevo León, Tabasco, Campeche y Yucatán, entre otros, donde prevén inundaciones y deslaves.

Una advertencia de huracán estaba vigente desde Barra de Nautla hasta La Cruz y una advertencia de tormenta tropical fue activada desde Palma Sola hasta La Pesca.

ZONA DE REFINERÍAS

Los pronósticos mostraban que Arlene, que se movía hacia el oeste a unos 13 kilómetros por hora, podría impactar tierra al sur del puerto de Tampico, en el estado de Tamaulipas, donde la petrolera estatal Pemex tiene su refinería de crudo Madero, que produce 190,000 barriles por día (bpd).

"Hemos alertado a todos los habitantes a cerrar bien sus casas", sobre todo en zonas costeras, donde se preparan albergues, dijo Jorge Ramírez, portavoz de Protección Civil de Tamaulipas.

Otras dos refinerías, una en Salamanca, que produce 245,000 bpd, y otra en Tula, con capacidad para producir 315,000 bpd, también se encuentran en la ruta de la tormenta.

Un portavoz de Pemex dijo que las refinerías operaban normalmente el miércoles y no había reportes de evacuaciones en instalaciones de la petrolera.

México es un exportador de petróleo clave para Estados Unidos y casi la totalidad del crudo que embarca lo hace desde los puertos de Dos Bocas, Cayo Arcas y Coatzacoalcos. Está previsto que la tormenta impacte al norte de esos puertos, que permanecían abiertos.

La semana pasada el huracán Beatriz golpeó las costas del Pacífico mexicano con fuertes lluvias y vientos, obligando al cierre de importantes puertos y afectando centros turísticos.

Los meteorólogos esperan una serie de tormentas este año en el Atlántico, con algunos pronósticos de al menos cinco grandes huracanes de categoría 3 o más.

RDS