Mientras que del 2010 al 2015 el número de migrantes mexicanos repatriados desde Estados Unidos se redujo en 43.64%, el número de centroamericanos (provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador) repatriados desde México aumentó 26.14%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Migración (INM).

Según las síntesis anuales de las estadísticas migratorias de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, en el 2010 fueron deportados a México desde el vecino país del norte 469,268 personas, cifra que disminuyó a 405,457 en el 2011 y así sucesivamente hasta llegar a 204,817 en el 2016, aunque estas últimas son preliminares.

De acuerdo con los datos reportados en el Anuario de migración y remesas México 2016 , elaborado por la Secretaría de Gobernación, el Consejo Nacional de Migración y la Fundación Bancomer, en el caso de los migrantes centroamericanos repatriados por las autoridades migratorias mexicanas pasó de 62,788 en el 2010 a 117,990 en el 2016.

Los reportes del INM, dependiente de la Secretaría de Gobernación, muestran que tan sólo el año pasado se registraron 143,226 eventos de extranjeros provenientes de América Central devueltos por la autoridad.

De esa cifra, 59,679 fueron de nacionalidad guatemalteca, 50,964 hondureña, 31,347 salvadoreña y 1,200 nicaragüense En ese lapso fueron repatriados 23 beliceños, nueve costarricenses y cuatro panameños.

En total, el año pasado México repatrió a 147,370 personas, incluidos 2,142 estadounidenses.

El reporte atribuye el incremento en el número de deportaciones desde México a que los migrantes que se internan al territorio mexicano con el fin de llegar a Estados Unidos o que residen en el territorio estadounidense sin la documentación requerida y a que las medidas de control migratorio aplicadas por ambos países se han vuelto más restrictivas.

Las repatriaciones de centroamericanos registradas por las autoridades mexicanas de enero a septiembre del 2015 superaron las anotadas en todo el 2014 en 12.6 por ciento.

Además, el flujo de repatriados centroamericanos por Estados Unidos creció 13.8% en el 2013, respecto del año anterior.

En el periodo que muestra el reporte se observa que son más hombres que mujeres los centroamericanos que cruzan de manera ilegal a México con la intención de llegar a Estados Unidos, en el 2010 fueron 85.8% hombres y en el 2015, 77.2%.

La mayoría de los migrantes centroamericanos repatriados por ambas autoridades migratorias en ese lapso fueron guatemaltecos; sin embargo, en el 2013 la mayoría de los repatriados por México fueron de origen hondureño. Entre el 2010 y el 2015, hubo un aumento en la participación de la población femenina. En el 2012 representaba 13% y en el 2015 casi 23 por ciento.

Las detenciones de centroamericanos en México se realizan en las carreteras y en la calle.

El porcentaje de mujeres que contrataron a un guía en su tránsito por México y los planes para contratarlo para internarse a Estados Unidos es mayor que el de los hombres.

Las mujeres tienen, en mayor medida familiares o amigos en Estados Unidos.

En México, las entidades con mayor registro de detenciones de migrantes centroamericanos son Chiapas y Veracruz.

Entre los años 2010 y el 2014 esos dos estados del país captaron el 60% de las detenciones del total nacional.

Más de 80% del flujo de migrantes centroamericanos, tanto hombres como mujeres estuvo detenido hasta siete días.

Por otra parte, la mayor parte de los centroamericanos que son repatriados por Estados Unidos (70%) fueron detenidos en Texas y Arizona.

En esos casos, cerca de 70% de los hombres y 56% de las mujeres permanecieron detenidos más de 15 días.

rarl