La explosión causada por la pipa de 5,000 litros de gas LP de Gas Express Nieto de México (Gas Nieto) podría haber sido provocada por una falla en la válvula de salida de la unidad y no de una de las mangueras usadas para realizar las descargas; de comprobarse que fue un error causado por materiales fuera de norma, la empresa podría ser multada y hasta perder el permiso para operar, advirtió la Secretaría de Energía (Sener).

Expertos consultados por El Economista explicaron que la válvula de descarga se podría haber roto en el trasiego de la pipa hacia la toma de combustible del hospital, lo que provocó una fuga descontrolada y una nube. Pese a estar a la intemperie, la nube no se dispersó por la temperatura en la zona era de entre 2 y 3 grados centígrados.

Así, la explosión pudo ser provocada por un chispazo cuyo origen pudo ser del hospital, inundado por el gas LP, o el roce de metales cerca de la pipa.

Los expertos explicaron que el peritaje determinará el punto inicial de la explosión y luego la huella de la llama, del hospital a la calle o al revés.

En tanto, la Sener abrió un procedimiento de investigación. De ser responsables, Gas Nieto pagaría multas por 15 millones 772,500 pesos, cantidad que podría duplicarse por reincidencia, y se le revocaría el permiso expedido a la planta de gas a la que está adscrito el vehículo.

La Sener lleva a cabo la investigación administrativa, sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal que resulte de la aplicación de sanciones derivadas de otros ordenamientos .

Entre los accidentes que involucran a Gas Nieto están: una volcadura en la carretera Panamericana el 31 de julio del 2014; el 29 de julio otra pipa chocó en Querétaro y provocó la muerte de dos personas, la quema de cinco autos y daños a 10 casas; el 21 de diciembre del 2013 otra de sus pipas volcó en Chapala, Jalisco; el 18 de julio de ese mismo año volcó otra de sus pipas en la México-Puebla, así como otros ocurridos en el 2010.

PERFIL DE LA EMPRESA

Especializado en distribuir energéticos

Gas Express Nieto es una empresa de origen queretano fundada en 1939 y perteneciente al consorcio Grupo Nieto, dedicado al transporte, almacenamiento y comercialización de energéticos, a través de ductos, transporte terrestre así como de terminales marítimas. De igual manera, se desempeña como distribuidor automotriz, desarrollador inmobiliario, comercializador de neumáticos y como partícipe del trading internacional de energéticos.

La empresa, dedicada también a la distribución de gas licuado para uso domestico, comercial, industrial y vehicular, emplea a más de 4,000 trabajadores directos y cuenta con más de 1,000 unidades de reparto en 35 plantas distribuidoras ubicadas a lo largo de todo el territorio nacional, de este modo, se sitúa entre las 4 mayores distribuidoras mexicanas de gas LP, logrando la cobertura de alrededor de 80% del territorio.

Grupo Nieto, a través de su subsidiaria Autotanques Nieto, se encarga del transporte terrestre de líquidos sujetos a presión, líquidos a presión atmosférica y líquidos de grado alimenticio, como propileno, amoniaco, isobutano, gasolina, diésel, combustóleo, turbosina, dextrosa, polipropileno y gas LP, entre otros considerados como de alto grado nutricional y otros productos especializados como chip de PET y cianuro de sodio.

De este modo, el grupo que presume contar con más de 400 tractocamiones con una antigüedad promedio de 2.5 años, sostiene contratos de transporte de carga con empresas como Grupo Proeza; Grupo Altec; Grupo Arca; Grupo Lala; Sigo; Frutech Int; Ragasa; Cargill; Pemex; Pemex Petroquímica; Pmi Trading-Limited; Cemex; Indelpro; Bulkmatic y Evonik de México, entre otros. (Thamara Martínez Vargas)