Senadores del PRD pidieron que las comisiones de Seguridad Pública y de Estudios Legislativos Primera de la Cámara Alta se reúnan a la brevedad para dictaminar la Ley de Procedimientos Policiales y Uso Legítimo de la Fuerza Necesaria, iniciativa presentada por perredistas en el 2012.

La dictaminación de la ley cobra relevancia tras la propuesta presidencial en materia de tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, la cual establece que no se considerarán estos delitos cuando sean únicamente consecuencia de medidas legales impuestas por autoridad competente o las inherentes a éstas, o de las derivadas del uso legítimo de la fuerza .

El Economista publicó que Santiago Corcuera, integrante del Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas, avaló que el presidente Enrique Peña Nieto no considere como tortura el uso legítimo de la fuerza, pues, destacó, es un principio internacional; sin embargo, alertó que México carece de leyes a nivel federal y estatal sobre el uso proporcional y legal de la fuerza y de las armas por parte de los elementos de seguridad.

Ante ello, los senadores Dolores Padierna Luna, Iris Vianey Mendoza Mendoza, Armando Ríos Piter e Isidro Pedraza pidieron a la Mesa Directiva que encabeza el panista Roberto Gil que excite a las Comisiones Unidas de Seguridad Pública y de Estudios Legislativos Primera, para que se reúna a la brevedad y emita el dictamen de la iniciativa que presentaron el 25 de octubre del 2012.

Desde entonces, los legisladores advirtieron en su iniciativa que a lo largo de los años ha sido visible el cúmulo de situaciones en las que el uso de la fuerza pública excede los límites de una coerción que se limite a controlar conductas ilícitas o infractoras de normas, mostrando una señalada propensión al empleo desmedido de la fuerza y, en ocasiones, al de las armas de fuego. No ha sido casualidad que la desconfianza a las instituciones policiacas por parte de la ciudadanía esté ligada con su función autoritaria, lo que ha significado innumerables ejemplos de actos represivos y de abuso. Por ello es inaplazable iniciar una profunda reforma .

La iniciativa propuesta por los legisladores perredistas regula el desempeño de las policías federales, estatales, del Distrito Federal y de los municipios en sus procedimientos técnicos y estándares operacionales y prevé un protocolo para las detenciones, operaciones especiales, operaciones coordinadas o de respuesta inmediata, por ejemplo, con un capitulo sobre el respeto de los derechos humanos.

Asimismo, define como fuerza necesaria aquella que despliegan los elementos policiacos de manera física y con apoyo de instrumentos, equipo, armamento y fuerza corporal, los elementos policiales, como parte de las facultades de la autoridad para ejercer coerción, como medio para la salvaguarda del orden y la paz pública, en situaciones de riesgo o extremo peligro; para restablecer el orden, la paz y la tranquilidad pública; así como para evitar la comisión de infracciones y delitos, siempre y cuando no se haya logrado disuadir a los actores para evitar dicha conducta o participación en actos violentos .

A su vez, establece como principios para el uso de la fuerza la legalidad, racionalidad y congruencia.

[email protected]