La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) continúa brindando atención a más de 290,000 habitantes de la Sierra Tarahumara, ubicados en 10 mil localidades distribuidas en 17 municipios de la zona, como parte de la emergencia por la sequía, informó su titular, Heriberto Félix Guerra.

El funcionario explicó que en cuatro semanas Diconsa ha surtido 235,660 paquetes alimentarios en los 108 albergues instalados por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), al tiempo que ha entregado 158,949 directamente a las familias.

Para dar certeza a la entrega de esta ayuda, a la que se han sumado miles de mexicanos, en los centros de acopio y de entrega se instalaron Comités de Transparencia constituidos por las familias que habitan en las comunidades.

En este contexto, Félix Guerra también dio a conocer que en el Programa de Apoyo Alimentario (PAL), se reincorporó a 7,302 hogares que habían causado baja en los últimos cuatro años.

En cuanto a las acciones aplicadas mediante el Programa Oportunidades, indicó que se incorporaron 8, 770 nuevas familias, las cuales recibirán sus transferencias en el bimestre marzo-abril, además de que 170 adultos mayores ingresaron al programa 70 y Más.

Además continuarán con las acciones que lleva a cabo la Sedesol para atender la emergencia derivada de esta prolongada sequía, que se traducen en apoyos diversos en 48 municipios de Chihuahua, puntualizó el funcionario en un comunicado.

MIF