El Consejo de Salubridad General decretó emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor ante la epidemia generada por el virus SARS-CoV2 (Covid-19), por lo que ordenó, entre otras cosas, la suspensión inmediata de actividades no esenciales en los sectores público, privado y social del 30 de marzo al 30 de abril.

La instancia reforzó y ajustó las medidas de emergencia sanitaria a nivel nacional para disminuir carga por la enfermedad, transmisión y muertes causadas por el Covid-19, derivado de que en las últimas horas la Secretaría de Salud ha señalado que el número de casos ha ido en aumento, por lo que ha recomendado que los habitantes del país permanezcan en sus casas.

El acuerdo considera siete medidas, entre ellas, mantener actividades esenciales como: laborales de la rama médica, paramédica, administrativa y de apoyo en todo el sector salud (público y privado).

Además de las actividades que participan en su abasto, servicios y proveeduría, entre las que destacan el sector farmacéutico; la manufactura de insumos, equipamiento médico y tecnologías para la atención de la salud.

En el tema de seguridad, se indicó que son esenciales las que involucran acciones de protección ciudadana y la soberanía nacional, además de la procuración e impartición de justicia, así como la actividad legislativa en los niveles federal y estatal.

En el sector económico, se consideran esenciales las áreas financieras, de recaudación tributaria, distribución y venta de energéticos, gasolinerías y gas, generación y distribución de agua potable, industria de alimentos y bebidas no alcohólicas. Además de mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados.

Al igual que servicios de transportes de pasajeros y carga; producción agrícola y pecuaria, agroindustria, química, productos de limpieza; ferreterías, servicios de mensajería, guardias en labores de seguridad privada.

En el área de atención social, laborarán guarderías y estancias infantiles, asilos y estancias para personas de la tercera edad.

Telecomunicaciones y medios de información, servicios privados de emergencia, servicios funerarios y de inhumación, de almacenamiento y logística (aeropuertos, puertos y ferrocarriles).

También se clasificó como actividad esencial la operación de los programas sociales del gobierno y la conservación y mantenimiento de infraestructura.

Las otras seis medidas aprobadas por el consejo consisten en prohibir las reuniones o congregaciones de más de 100 personas; exhortar a la población a cumplir el resguardo domiciliario corresponsable del 30 de marzo al 30 de abril.

Cancelan censo y elecciones

Por otro lado, se deberán postergar hasta nuevo aviso todos los procesos electorales, censos y encuestas a realizarse en el territorio nacional, que involucren la movilización de personas y la interacción física.

El Consejo de Salubridad General también solicitó a las diferentes dependencias del gobierno federal y a los tres niveles de gobierno en el ámbito de sus respectivas competencias brindar  apoyo.

Entre ellas, a la Secretaría de Gobernación para mantener la comunicación con los diferentes sectores de la sociedad; asimismo, el Instituto Nacional de Migración deberá tomar las previsiones sanitarias necesarias en puertos, aeropuertos y puntos terrestres de ingreso al territorio nacional.

A las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional, de Marina Armada de México y la Guardia Nacional a tomar las medidas para garantizar la seguridad de las personas.

A las secretarías de Hacienda y Crédito Público, de Economía, de Salud, de la Función Pública, IMSS, Insabi, ISSSTE, para resolver las necesidades de recursos humanos, equipo, dispositivos médicos y medicamentos que sean necesarios para que se garantice la atención oportuna de la población.

Mientras que a la Secretaría de Educación Pública, Conacyt y los centros de educación públicos y privados reunirse para coordinar su aportación inmediata en las tareas de análisis e investigación para hacer frente a la pandemia.

A la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para la aplicación de disposiciones sobre vuelos, entradas y salidas de aeropuertos y puertos, en coordinación con la Secretaría de Marina.

Finalmente, a la Secretaría de Relaciones Exteriores, lo necesario para la protección a los mexicanos en el exterior, además, apoyará al sector salud, Insabi, IMSS e ISSSTE para facilitar el abasto y suministro de insumos médicos para hacer frente al Covid-19.

Reporte de casos

Durante el reporte técnico diario sobre el avance del coronavirus en nuestro país, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó que el número de fallecidos a causa del virus se elevó ayer a 28 personas. Mientras que los casos confirmados llegaron a los 1,094 y 2,752 sospechosos.

El funcionario federal reiteró que la velocidad de la epidemia está en una fase de ascenso rápido, por lo que quedarse en casa abre la oportunidad de mitigar la transmisión.

Añadió que México sigue en fase 2, sin embargo, millones de personas tienen que restringir su movilidad para que la curva epidemiológica llegue al mes de junio y no en mayo, con lo que la carga de transmisión impactaría menos en los servicios de salud.

maritza.perez@eleconomista.mx