Pobladores del municipio de Apatzingán protestaron frente al Palacio Municipal para exigir la destitución del edil Uriel Chávez, a quien acusan de tener vínculos con el crimen organizado.

El padre Gregorio López afirmó que Chávez es sobrino de Nazario Moreno, presuntamente abatido en el gobierno de Felipe Calderón; sin embargo, los grupos de autodefensas aseveran que está vivo y opera en la región de Tierra Caliente, Michoacán.

Pasadas las 11 de la mañana, los manifestantes sacaron de las oficinas al alcalde, quien responsabilizó al padre Gregorio López de encabezar la protesta. Si corre sangre aquí será por su culpa, porque yo gane la elección limpiamente y han traído gente de la Ruana y de Tepalcatepec que nada tiene que hacer aquí espetó Chávez.

En entrevista, el padre Goyo aseguró que la ciudadanía se ha sublevado, está cansada de estar con un criminal en la Presidencia (municipal). Él (Uriel Chávez) es sobrino de Nazario Moreno y recibe órdenes de él, (Nazario Moreno) sigue amedrentando .

Dijo también que Chávez obligó a sus trabajadores a realizar una manifestación simultánea en su favor, en la cual portaban cartulinas manifestándole apoyo.

El religioso acusó a Uriel Chávez de 300 levantones, además de permitir la clonación de 10 patrullas que eran utilizadas por integrantes de Los Caballeros Templarios para secuestrar y asesinar.

Uriel, entréganos las más de 300 personas desaparecidas que tus policías municipales levantaron o dinos dónde están para darles cristiana sepultura , era el lema de los manifestantes, relató el cura.

Tras la incursión de los manifestantes a la Presidencia Municipal, la Policía Federal se llevó al alcalde para resguardarlo; sin embargo hasta el momento se desconoce su paradero.

Pobladores de Apatzingán afirman que los servicios municipales se siguieron prestando con normalidad, mientras que la actividad económica sigue también su rutina.

[email protected]