El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Luna Ramos, afirmó que podría haber un nuevo proceso electoral en Guerrero si el 7 de junio hay grupos que impidan a los ciudadanos ejercer su derecho al voto.

Habría la posibilidad de citar a elecciones nuevas, a un nuevo proceso electoral específico para Guerrero, buscar la forma de coordinar autoridades. La democracia es un compromiso que tenemos todos los mexicanos, todos los ciudadanos, pero también todas las autoridades, de cuidar y vigilar que esto se lleve a efecto y todos tenemos que poner nuestro empeño en que la ciudadanía pueda de alguna forma ejercer su derecho a votar , expresó.

En la antigua sede del Senado, en el marco del segundo informe de la Comisión de Justicia de la Cámara Alta, el magistrado reprochó que en Guerrero, a raíz del caso Ayotzinapa y por la inseguridad, haya grupos que llamen al abstencionismo, y calificó como un error que una parte de la ciudadanía se niegue a votar.

La cuestión de Guerrero es una cuestión totalmente diferente, de Michoacán también. No es una cuestión de principios jurídicos ni de hacer valer sus derechos, es una cuestión de la imposición de que un grupo pretende invalidar los derechos para elegir a nuestros gobernantes , aclaró.

Destacó que el Instituto Nacional Electoral ha tomado cartas en el asunto, y a través de un trabajo oportuno busca medios de conciliación con estos grupos, además expresó que el tribunal privilegiará en todo momento el derecho al sufragio y en eso basará sus resoluciones.

Cabe recordar que este mes, luego de cuatro meses de la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, los familiares de las víctimas, así como integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, llamaron a no votar, y que antes pidieron al Senado que impidiera los comicios en Guerrero, por considerar que no hay condiciones para ello.

[email protected]