A partir del arranque de las campañas y hasta el día de las elecciones -30 de marzo al 1 de julio- quedará prohibida la propaganda de gobierno, de cualquier nivel, en radio y televisión. Las excepciones: campañas de información, servicios educativos, salud y protección civil en caso de emergencia.

El IFE analizará hoy un proyecto por el que se emitirán normas reglamentarias sobre la emisión de propaganda gubernamental para el proceso electoral federal 2012.

Dicho proyecto, que será analizado por los nueve consejeros del IFE, plantea que deberá suprimirse o retirarse toda propaganda gubernamental en radio y televisión tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público a partir del 30 de marzo y hasta el 1 de julio del 2012, en las emisoras de radio y televisión previstas en el catálogo de estaciones del IFE, así como de los procesos electorales locales con jornada comicial coincidente con la federal.

El proyecto del IFE plantea como excepciones la propaganda relacionada con la asistencia pública que emitan la Lotería Nacional y Pronósticos, así como la de promoción turística nacional.

Asimismo, la campaña de educación del Servicio de Administración Tributaria para incentivar el pago de impuestos y el cumplimiento de las obligaciones fiscales; la propaganda del IFAI para difundir los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales, y las campañas de comunicación social del Banco de México con contenido educativo.

También la transmisión publicitaria de la conmemoración del 150 aniversario de la Batalla del 5 de Mayo; las campañas difundidas por las secretarías de Salud y Comunicaciones en materia de prevención de accidentes, así como educación vial referente al periodo vacacional de Semana Santa.

Además, la propaganda con motivo del inicio del programa de Horario de Verano; las campañas relativas a la difusión de actividades y servicios en materia artística y cultural llevada a cabo por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, y la campaña educativa denominada Cultura del agua, versión Nuevos Hábitos 2012, a difundirse por la Comisión Nacional del Agua.

En el análisis del proyecto en el IFE es común que se eliminen algunas excepciones planteadas.

La propaganda con excepción no deberá incluir nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción de cualquier servidor público y se de abstenetra de difundir logros de gobierno, obra pública e incluso emitir información sobre programas y acciones que promuevan innovaciones en bien de la ciudadanía, ni referencias visuales o auditivas a las frases, imágenes, voces o símbolos que pudieran ser constitutivos de propaganda política o electoral, de acuerdo con el proyecto.