En su comparecencia a puerta cerrada ante la Junta de Coordinación Política (JCP) de la Cámara de Senadores, Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, fue respaldado para continuar en el cargo.

“Todos los grupos parlamentarios; todos, sin excepción, le refrendaron su confianza. No hay pérdida de confianza. Hay confianza en el fiscal y en la justicia”, declaró Ricardo Monreal Ávila.

El presidente de la JCP, máximo órgano de gobierno de la Cámara alta integrado por los coordinadores de los ocho grupos parlamentarios representados en su seno, negó, a pregunta expresa, que haya pérdida de confianza de los senadores al titular del ministerio público federal.

Y fue más allá al asegurar, en entrevista colectiva al término de la reunión privada con duración de dos horas y media, que Gertz Manero no será removido del cargo.

“No veo ninguna posibilidad en este momento”.

A decir del también coordinador del grupo parlamentario de Morena, en el cónclave el funcionario se comprometió a acatar la resolución que emita la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el caso de Laura Morán y Alejandra Cuevas, a quienes acusa del homicidio de su hermano Federico por omisión.

“Habló sobre su familia, a pregunta expresa de algún senador, y refirió toda su condición como persona. Hizo un compromiso con el Senado, que me pareció muy importante; que lo dibuja como un hombre de Estado. Dijo él, ante todos los senadores de todos los grupos parlamentarios, que ofrecía y que era su convicción respetar la resolución de la Corte. Que lo que la Corte resolviera, lo iba a acatar, lo iba a asumir y que no habría ninguna acción de parte de él que afectara la resolución”.

Indagan espionaje

Monreal Ávila reveló que en el encuentro hubo “cuestionamientos directos; temas de distinta índole: la violencia, el rezago en las investigaciones, desde Ayotzinapa hasta el hecho registrado recientemente en Michoacán o la actuación del crimen organizado en distintos estados del país y los factores que incidían en la violencia”.

Sobre el espionaje telefónico del que fue objeto recientemente, amplió, Gertz Manero informó que la investigación del hecho, iniciada hace semana y media, va muy avanzada y está por determinarse si correspondió “a espionaje público o a espionaje privado”.

Por su parte, Julen Rementería, coordinador del grupo parlamentario del PAN, convino en que el compareciente “goza de la confianza” de los senadores para mantenerse en el cargo, y dijo que el mismo funcionario está cierto de su obligación de dar resultados tal como ofreció al asumir como fiscal, en el 2019.

“No fue un día de campo, pero tampoco fue un linchamiento”, resumió el senador veracruzano sobre el encuentro.

rolando.ramos@eleconomista.mx