La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró sobrecosto de precios y obras inconclusas en la remodelación del hangar presidencial ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), lo que representó un probable daño al erario por 141 millones de pesos.

En su revisión a la Cuenta Pública 2015, la Auditoría observó que para esa obra se adjudicaron directamente los contratos de obra pública y de servicios, a empresas con propuestas que resultaron caras y mal integradas, lo que no posibilitó el cumplimiento del objetivo del proyecto y generando un sobrecosto en la ejecución de los trabajos y servicios de 141 millones de pesos .

En el pliego de observaciones, la Auditoría detalló de la siguiente manera las afectaciones: un promedio de 7 millones de pesos por diferencias entre los volúmenes pagados por el AICM y los cuantificados por la ASF.

También 41 millones pesos por la incorrecta integración de las matrices de conceptos no considerados en el catálogo original del contrato; 50 millones de pesos debido a que no hubo congruencia entre la integración de los precios unitarios contratados y la ejecución de los trabajos; 5 millones de pesos por costos de insumos que fueron elevados en relación con los precios de mercado; 12 millones por el incorrecto cálculo del factor de salario real; 2 millones de pesos por duplicidades entre el costo indirecto y las matrices de precios unitarios, y 17 millones de pesos porque no se acreditó la totalidad del personal pagado a la empresa supervisora de las obras, entre otros.

La Auditoría mencionó que las obras de remodelación no fueron concluidas por las empresas contratadas (en resguardo por ser asunto de seguridad nacional), por lo que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tuvo que asumir las obras complementarias.

Mencionó que de las tres fases que se pactaron en el contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado, la tercera se canceló en su totalidad; y quedaron inconclusas las obras de los edificios de estacionamiento, destacamento, alojamientos y seguridad, correspondientes a las dos primeras fases, por lo que una vez concluido el periodo de ejecución del contrato de obra fue necesario celebrar un convenio de colaboración por administración directa para el mantenimiento y la conservación de inmuebles con la Oficina de la Presidencia de la República, el Estado Mayor Presidencial y las secretarías de Comunicaciones y Transportes y de la Defensa Nacional por un importe de 74 millones de pesos para concluir los trabajos que quedaron pendientes.

[email protected]