El asesinato de Fátima, una menor de siete años que fue reportada como desaparecida desde el pasado 11 de febrero al salir de su escuela, la primaria Enrique C. Rébsamen, en la colonia Santiago Tulyehualco en Xochimilco y que fue hallada este fin de semana sin vida en la alcaldía Tláhuac, se suma a los 356 casos de feminicidios de menores registrados del 2015 al 2019.

Ayer, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ofreció 2 millones de pesos como recompensa a la persona que dé información que lleve a localizar a una mujer con un suéter de diversos colores, falda oscura y zapatos blancos que, de acuerdo con las indagatorias, entre las 6:00 y 6:30 de la tarde del 11 de febrero se llevó a Fátima afuera de la escuela primaria.

Las autoridades detallaron que posteriormente la mujer y la menor abordaron un auto. Elementos de la Policía de Investigación catearon un domicilio en Xochimilco como parte de las indagatorias, además de recabar testimonios entre los habitantes del domicilio cateado, así como de testigos. Hasta ayer al menos cinco personas habían declarado ante el agente del Ministerio Público.

La investigación del feminicidio de la menor se da en medio de acusaciones por parte de sus familiares, quienes señalan que hubo una serie de irregularidades y errores de las autoridades.

De acuerdo con los familiares de la menor, tras no localizar a la niña, se presentaron ante la fiscalía para presentar la denuncia, sin embargo, la Alerta Amber fue activada hasta un día después. Además, señalaron que dieron todas las pistas mientras que la fiscalía perdió horas fundamentales para dar con su paradero.

“No es posible que hayan pasado tantos días, que haya sido la familia la que diera todas las pistas y que se hayan perdido horas fundamentales para dar con ella. Pudo haber sido encontrada con vida”, reclamó Sonia Antón, tía de Fátima.

La hermana de la menor, Karla, aseguró que desde el martes pasado ella buscó presentar la denuncia ante las autoridades, pero le indicaron que debía esperar 72 horas. La familia de Fátima criticó también que las escuelas no tengan un protocolo para impedir que desconocidos se lleven a los menores.

La mañana de este lunes, padres de familia del colegio de Fátima protestaron para exigir una respuesta de los directivos del plantel, quienes entregaron a la menor a una desconocida.

Según se indicó, Fátima desapareció al salir de su escuela ya que su mamá se retrasó por unos 20 minutos para recogerla y presuntamente nadie de la primaria se quedó con la menor a esperar a la madre, por lo que una mujer aprovechó para llevársela.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y otras organizaciones sociales exigieron al gobierno federal acciones eficaces en relación a la violencia contra las mujeres.

[email protected]