Integrantes del Movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, disidentes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), ratificaron hoy una demanda contra el líder sindical Carlos Romero Deschamps, en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Fiscalía General de la República (FGR), por delitos de presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita de 150 millones de dólares.

Arturo Flores Contreras, quien ingresó en representación de los disidentes, manifestó que además de operaciones con recursos de procedencia ilícita, de igual forma se le acusa de evasión y defraudación fiscal, así como enriquecimiento ilícito, por lo que la FGR ahora a cargo de Alejandro Gertz Manero, debe dar seguimiento puntual a la querella.

Según el quejoso, el actual gobierno y la nueva Fiscalía son quienes pueden indagar para que el exlegislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no quede impune, ya que, dijo, gobiernos anteriores fueron omisos a las denuncias que fueron presentadas.

Señaló que ante la inacción de la procuración de la justicia federal, Romero Deschamps pudo evadir la justicia y continuar con la impunidad, pese a que las acusaciones se remontan a hace más de dos años y medio, así como también contra otros de sus colaboradores sindicales, familiares y prestanombres.

Flores Contreras destacó que el grupo de trabajadores petroleros que encabeza cuenta con representación en las 36 secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y, pese a que se ampliaron las denuncias, hasta el momento los avances son nulos y no se “tiene la certeza de que hubiera algún desahogo con los datos de prueba ofrecidos desde hace más de dos años”.