Nace el 28 de marzo de 1933 en Yaulica, Jalisco y formaba parte de una numerosa familia con 12 hermanos.

Es Licenciado en Filosofía y Doctorado en Teología Dogmática.

Ingresó al seminario de Guadalajara a los 12 años y fue ordenado sacerdote en El Vaticano en 1957.

En 1961 inició su carrera como director espiritual de los alumnos menores y ha sido prefecto de la Facultad de Filosofía.

También se ha desempeñado como vicerrector y desde 1980 rector del Seminario Mayor de Guadalajara y en 1988 fue designado obispo de Ciudad Juárez y ungido cardenal en noviembre de 1994 en Roma.

Sandoval Iñiguez es actualmente cardenal y arzobispo de Guadalajara.

También ha estado a cargo de comisiones como la del Pontificio Consejo para la Cultura, en el Consejo de Vigilancia para las Obras de la Religión, en la de Asuntos Económicos, y en la Pontificia para América Latina.

En medio de la polémica

Sus modales hoscos y sus polémicas declaraciones le han enfrentado con sectores como grupos homosexuales, líderes políticos, gobernantes y periodistas.

Hace un año se vio envuelto en una controversia cuando el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez le dio un donativo de $90 millones para la construcción del llamado Santuario de los Mártires.

Actualmente, el polémico cardenal se ha convertido en centro de atención pública por ser investigado por delitos como lavado de dinero.

Sus frases

Religión: Se necesita no tener madre para ser protestante .

Homosexuales: Las desviaciones de algunas personas no deben servir para condenarlos, pero tampoco para presumirlas; que las mantengan más bien en secreto .

Mujeres. Las mujeres no deben de andar provocando, por eso hay muchas violadas .

Ha asegurado que su predecesor, Posadas Ocampo no murió por accidente, como sostiene la versión oficial, sino que fue víctima de un "crimen de Estado" porque tenía información que revelaría los nexos con el narcotráfico del Gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Su temperamento ha aflorado incluso en ceremonias religiosas, como durante un bautismo cuando, en vez de poner a los niños los nombres pedidos por los padres, les impuso otros "católicos, no de extranjeros".

En esta semana, Sandoval Iñiguez podría se nombrado por el Papa Benedicto XVI como el hombre que refunde a los Legionarios de Cristo, congregación acusada de encubrir a su fundador Marcial Maciel por haber explotado a mujeres, abusar de decenas de niños y jóvenes y haber formado varias familias.

/doch