El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció a los padres de los 49 menores que fallecieron hace 10 años en el incendio de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que en una semana tendrá avances sobre el caso.

En Palacio Nacional, el primer mandatario recibió a quienes conforman diversos colectivos de padres de familia de la guardería, con quienes diálogo por espacio de casi dos horas.

Luego del encuentro, el abogado de la organización Manos Unidas, Gabriel Alvarado, informó que el mandatario ofreció a los padres que, respetando la autonomía de la Fiscalía General de la República (FGR), pugnará para que se agilicen las investigaciones, a fin de que puedan conocer lo que ocurrió.

Mencionó que en la reunión, el presidente instruyó al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, y al director del IMSS, Zoé Robledo, para que en el plazo de una semana le presenten un informe con los avances de este caso. “Debe haber un resultado concreto en una semana más”, dijo el representante legal de Manos Unidas.

Alvarado comentó que los padres y sus familiares demandaron al presidente que no se dé carpetazo al caso e indicó que enfatizaron la petición para que se investigue la hipótesis de un incendio provocado en la Guardería ABC con el propósito de ocultar documentación del gobierno de Sonora.

Cuestionado acerca de la denuncia que presentó el IMSS contra el gobernador de Sonora, Eduardo Bours, el abogado Gabriel Alvarado dijo que aún es posible que el exmandatario enfrente a la justicia, no obstante transcurridos 10 años de los sucesos. Indicó que para efectos de la acción penal, no ha transcurrido un sólo día, puesto que no se ha dejado de investigar, por lo que “es factible que cualquier persona a la cual se le pueda considerar como responsable” se le puede investigar, mencionó.