La Asamblea Legislativa, por unanimidad, nombró a José Ramón Amieva como nuevo jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el cual se comprometió a dar continuidad a los proyectos y planes de gobierno de su antecesor así como respeto al actual proceso electoral.

Es de mencionar que el pasado 29 de marzo, Miguel Ángel Mancera solicitó licencia definitiva para dejar el cargo en el Gobierno capitalino, esto con el fin de realizar una gira a favor del gobierno de coalición, además de participar en el proceso electoral como candidato plurinominal por el PAN al Senado de la República.

La mesa directiva de la ALDF tomó la protesta de ley a José Ramón Amieva, quien se comprometió a que su administración mantendrá un principio de neutralidad en las elecciones porque “la función del gobierno debe ser discreta, pero debe ser eficiente”.

“Soy conocedor de la etapa de gobierno que me toca encabezar. Estos meses pueden ser muchos o pueden ser pocos, lo importante es tener conciencia y voluntad para entender y aplicar las funciones que me correspondan”, dijo.

Abundó en que concluirá de manera “eficiente” el programa de gobierno iniciado por Mancera Espinosa, y que durante su gestión dará prioridad al tema de la seguridad pública, servicios, entre ellos el agua, la reconstrucción tras los sismos de septiembre pasado, y las elecciones, es decir “el principio de neutralidad (...), pero de garantía de los derechos electorales de todas y todos”.

Damnificados EXIGEN reunión CON MANDATARIO LOCAL

Damnificados Unidos llamó al nuevo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, a sostener una reunión con los afectados del sismo del 19 de septiembre para atender sus demandas en materia de reconstrucción.

“Le pedimos al nuevo titular de la Jefatura de Gobierno que no subestime nuestros procesos organizativos y tenga la apertura para reunirse con nosotros para que responda ante nuestras demandas desde el inicio de la contingencia: un proceso de reconstrucción con cargo a fondos públicos, que no transite por la vía de los créditos o la redensificación”, señalaron.

El nuevo jefe de Gobierno, resaltaron, conoce a plenitud nuestras demandas y exigencias, toda vez que como secretario de Desarrollo Social participó en las mesas de trabajo que empezamos a sostener, a principios de año, en la Asamblea Legislativa.

Damnificados Unidos insistió en el rechazo al estudio socioeconómico a fin de acreditar el acceso a los recursos públicos, al considerar que éste es discriminatorio al no reflejar el carácter de vulnerabilidad de los afectados y sí para medir la capacidad de pago para imponerles un crédito.

[email protected]