El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, dijo la mañana de este martes que México no pagará por un muro fronterizo que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, prometió construir para frenar la migración ilegal.

Trump, que asumirá el 20 de enero, dijo el pasado viernes que construirá una gran muralla en la frontera sur de su país que sería financiada inicialmente por el Congreso estadounidense y que México reembolsaría los gastos más adelante.

NOTICIA: Videgaray entra por la puerta de emergencia

"No hay manera de que eso ocurra (...) es un tema de dignidad y soberanía nacional", dijo el jefe de la diplomacia mexicana en una entrevista con la cadena Televisa, reiterando la posición que el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha mantenido desde que el magnate republicano anunció sus planes en su campaña electoral.

Trump también prometió revisar o incluso cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente desde 1994 con México y Canadá, ordenar deportaciones masivas de migrantes ilegales entre ellos millones de mexicanos y frenar las valiosas remesas que envían a sus familiares en el país.

Videgaray, quien renunció en septiembre al cargo de secretario de Hacienda y Crédito Público, fue nombrado canciller del país este mes y ha dicho que buscará entablar con el nuevo Gobierno de Estados Unidos una negociación y no una confrontación.

Ayer lunes el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores aseguró que México no reaccionará a través del conflicto ni la sumisión frente al reto que presenta la dinámica política de Estados Unidos; lo hará a través de la dignidad e inteligencia; abriendo las puertas del diálogo y negociación para defenderlos intereses de los mexicanos.

NOTICIA: Vengo a aprender de ustedes : Videgaray, a cuerpo diplomático

"Somos un socio comercial extraordinario para Estados Unidos, y ambos países debemos entender nuestra fortaleza", dijo.

Videgaray destacó que la controvertida visita de Trump a México a finales de agosto cuando era candidato presidencial, la cual él ideó, sentó un precedente positivo en la relación bilateral. "Gracias a ese primer encuentro (...) tenemos bases para una mejor relación", dijo.

Trump ha criticado a empresas estadounidenses que fabrican sus productos en México para enviarlos después a Estados Unidos, como es el caso de firmas automotrices y ha amenazado con fijar un impuesto fronterizo.

Tras sus críticas, la estadounidense Ford Motor canceló la construcción de una planta de 1,600 millones de dólares en el centro de México y Fiat Chrysler Automobiles podría suspender su producción en el país si los posible aranceles que fije Trump resultan demasiado elevados.

"Lo que tenemos que hacer es negociar como una nación soberana, sin miedo, sabedores de que México tiene enormes fortalezas que son importantes para Estados Unidos, en lo comercial más de seis millones de empleos en Estados Unidos dependen directamente de las exportaciones a México", agregó.

NOTICIA: Si Videgaray no puede, no sé quién pueda

Luis Videgaray dijo que hay una "enorme incertidumbre" tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Trump ha presionado a las empresas para que no trasladen empleos a México, amenazado con aplicar impuestos a las que lo hagan y prometido renegociar el TLCAN (NAFTA, por sus siglas en inglés).

Videgaray dijo en una entrevista con Radio Fórmula que las medidas de Trump han causado preocupación y añadió que por eso es tan importante "este proceso (de negociación), que ha de despejar esta incertidumbre". Añadió que las conversaciones deberían comenzar "a la mayor brevedad".

(Con información de AP)

erp