La participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la delincuencia organizada y el narcotráfico no debe ser permanente, pero urge recomponer las instituciones de seguridad , dijo el investigador y académico Federico Ponce Rojas.

Esto será tarea fundamental del próximo Presidente de la República, que ya no debe presentar diagnósticos, sino métodos de solución, afirmó.

El especialista en temas castrenses, investigador y catedrático de la UNAM, dijo, luego de protestar ayer como Vicepresidente de la Academia Mexicana de Derecho Internacional, que es imperativo que los candidatos únicos y precandidatos a la Presidencia den a conocer sus proyectos de seguridad para no seguir improvisando y gastando recursos.

El exsubprocurador General de la República estacó que la actuación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad está debidamente constituida y establecida en la jurisprudencia del más alto tribunal del país, pero su intervención no debe ser permanente.

La recomposición de las fuerzas policiales, que se traduce en una institución altamente respetada, responsable y confiable, hará que el Ejército y Marina Armada de México retomen su papel histórico como garantes de la seguridad nacional, la democracia, la paz y el orden constitucional , agregó quien fuera maestro de Derecho Procesal y Penal en la Universidad Anáhuac.

Además, expuso, la jurisdicción del Fuero de Guerra y la justicia civil no compiten entre sí, sino, por el contrario, se conjugan con el fin de mantener la integridad, la permanencia del Estado mexicano, basada en la defensa efectiva de la soberanía y conservación del orden constitucional.

La población civil no está acostumbrada a esta coexistencia, en virtud de que las Fuerzas Armadas, en los últimos años, han tenido un papel protagónico en el mantenimiento del orden, la paz social y la seguridad pública, por lo que la incidencia de casos en los que el Ejército ha tenido que intervenir se ha visto proporcionalmente aumentada , concluyó.

[email protected]