La jefa de Cancillería de la Embajada de Estados Unidos en México, Laura Dogu, pidió a las organizaciones sociales, gobiernos estatales y al gabinete federal desalentar la migración mexicana hacia el país vecino del norte.

Durante la inauguración de los trabajos de la II Reunión de vinculación sobre protección y atención a migrantes, la funcionaria estadounidense recordó que hace dos semanas, el presidente Barack Obama, divulgó la Acción Ejecutiva de Responsabilidad Migratoria, con la que se busca asegurar la seguridad en la frontera, reorganizar la migración y promover la naturalización para aquellos que califiquen.

Sin embargo, dijo, no todos calificarán. Necesitaremos de su ayuda para difundir esta información en sus respectivos estados para desalentar a la gente que quiere cruzar ilegalmente desde México hacia los Estados Unidos .

Por su parte, la directora del Instituto de las Mujeres en la Migración (Imumi), Gretchen Kuhner, advirtió la necesidad de instrumentar medidas para atender el fenómeno migratorio, ello ante el flujo migratorio que continuará. Puntualizó que de las 5 millones de personas elegibles para la Acción, 44% serán mexicanos.

Asimismo, refirió la importancia de continuar trabajando con las personas que no son elegibles, las deportaciones y las separaciones familiares van a continuar y debemos tener la información y mecanismos de apoyo legal de a la mano.

Hay que implementar políticas con presupuesto adecuado para facilitar la reintegración de familias, incluyendo acceso a documentación; a la educación, servicios de salud y opciones de empleo .

En tanto, el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, indicó que las medidas administrativas en materia migratoria anunciadas por el gobierno de Estados Unidos implicarán un cambio cualitativo en la forma de interacción con los migrantes.

No se puede soslayar el impacto que va a tener esa decisión en la dinámica del migrante en los Estados Unidos; en la dinámica de la relación entre Estados Unidos y México, y en la dinámica de la relación de los migrantes, tanto con en el país de origen como con el país que los ha recibido , dijo el canciller

Ampliar el programa de acción diferida para los llegados en la infancia; crear un nuevo programa de acción diferida para padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes; sustituir el programa que permitía deportaciones indiscriminadas por uno en donde las deportaciones sean solicitadas para ser verdaderas comunidades seguras; lanzar iniciativas para la integración de los migrantes y la ciudadanía son acciones en la dirección correcta , afirmó Meade Kuribreña.

[email protected]