El homicidio de una mujer policía en la localidad de Irapuato, Guanajuato, mantiene a la entidad como la más letal para los uniformados.

Hasta ayer sumaban 60 elementos asesinados en el estado y 410 en todo el país, según cifras de la organización Causa en Común.

La oficial municipal, falleció la víspera tras ser atacada a balazos de manera directa cuando se encontraba afuera de una tienda, informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana local.

En un comunicado, la corporación calificó la agresión como “un cobarde hecho” y se solidarizó con los familiares y amigos de la mujer policía.

La mujer policía fue atacada cuando se encontraba en labores de vigilancia en el exterior de un establecimiento; aún con vida, fue trasladada por compañeros de la corporación a un hospital a recibir atención, en donde minutos más tarde falleció.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana aseguró que colaborará, como en todos los casos, con la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG), para ubicar a los responsables de este hecho y llevarlos ante la justicia.

Cabe recordar que no es la primera vez que asesinan a una mujer policía en la entidad. El pasado miércoles, fue hallada sin vida la policía Sonia Arellano Fonseca, quien hace algunos meses fue reconocida como agente ejemplar del municipio de Irapuato.

Mientras que, el 11 de diciembre, hombres armados atacaron la comandancia de Villagrán, Guanajuato, donde fallecieron tres policías, entre ellos una mujer, y cuatro más fueron secuestrados junto a un juez calificador. Días más tarde, los cuerpos de cuatro elementos fueron localizados.

Además de cinco patrullas y la fachada de la comandancia resultaron con impactos de arma de grueso calibre.

Tras estos ataques, la organización Causa en Común alertó que en tan sólo una semana, 16 policías fueron asesinados en el país. “No normalicemos los crímenes contra los agentes de seguridad”, expresó la ONG.

[email protected]