Del paquete de ocho reformas constitucionales en materia de justicia cotidiana enviado por el presidente, Enrique Peña Nieto, al Congreso de la Unión desde abril del año pasado a la fecha, el poder Legislativo ha aprobado cinco y tres siguen pendientes.

Ni diputados ni senadores han logrado el consenso para expedir la Ley General para Armonizar y Homologar los Registros Públicos Inmobiliarios y de Personas Morales y los Catastros, que forma parte de los cambios para garantizar justicia diaria a los mexicanos, cuyo objetivo es actualizar el valor catastral de los predios de forma masiva para apoyar el fortalecimiento de las haciendas municipales.

De las cinco reformas constitucionales ya aprobadas por el poder Legislativo, el presidente Peña Nieto promulgó cuatro en Querétaro el pasado 5 de febrero, en ocasión de la celebración del Centenario de la Constitución mexicana.

Las reformas a diversos artículos de la Carta Magna en materia de justicia laboral ya fueron aprobadas por las Cámaras de Diputados y de Senadores, así como por la mayoría de los congresos estatales, por lo que ya se hizo la declaratoria de constitucionalidad de la reforma.

En tanto, los decretos ya promulgados reforman los artículos 25 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de mejora regulatoria, de justicia cívica e itinerante, de mecanismos alternativos de solución de controversias, y de registros civiles.

En la Cámara de Diputados se analiza la minuta remitida por la Cámara de Senadores por la que se reforman diversos artículos de la Constitución promovidos por el presidente Peña Nieto en materia procesal civil y familiar, y de resolución de fondo del conflicto.

Los senadores, quienes analizan el tema desde abril del 2016 como Cámara de origen, no han logrado concretar los cambios constitucionales propuestos por el poder Ejecutivo en materia del sistema nacional de impartición de justicia y organización de poderes judiciales.

El conjunto de iniciativas del presidente Peña Nieto referidas constituye un programa de acción que servirá de base para elaborar una política pública de acceso a la justicia de corto, mediano y largo plazo.

Decretos ya promulgados por el presidente Enrique Peña Nieto en materia de justicia cotidiana:

  • Reformas a la Constitución, en materia de mecanismos alternativos de solución de controversias, mejora regulatoria, justicia cívica e itinerante y registro civil.
  • Para prever que las autoridades de todos los órdenes de gobierno, en el ámbito de su competencia, implementen políticas públicas de mejora regulatoria para la simplificación de regulaciones, trámites y servicios que establezca la ley general en la materia, y facultar al Congreso de la Unión para expedir las leyes generales correspondientes.

Minutas pendientes en la Cámara de Diputados:

  • Reformas a la Constitución, en materia procesal civil y familiar.
  • Con el fin de facultar al Congreso de la Unión para expedir la legislación única en materia procesal civil y familiar.
  • Reformas a la Constitución, en materia de resolución de fondo del conflicto.
  • Para precisar los elementos relativos a los procesos jurisdiccionales seguidos en forma de juicio.

Iniciativa pendiente en la Cámara de Senadores:

  • Reformas a la Constitución, en materia del sistema nacional de impartición de justicia y organización de los poderes judiciales.
  • Para determinar que el Poder Judicial de la Federación y los poderes judiciales estatales, así como las demás instancias de impartición de justicia, integrarán el Sistema Nacional de Impartición de Justicia, y facultar al Congreso de la Unión para expedir la ley general que establezca las bases de coordinación del Sistema.

rramos@eleconomista.com.mx