Fuertes críticas del PRI y PRD, y hasta del PAN, recibió desde el Congreso el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, por su declaración en la que aseguró que México había dejado de ser un país sin problemas de pobreza.

El senador Santiago Creel, quien junto con Cordero, aspira a la nominación presidencial por parte del PAN, defendió los logros alcanzados durante los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón en materia de combate a la pobreza. Sin embargo, reconoció que aún hay hambre, hambre de justicia y hambre de educación en México.

La coordinadora panista en San Lázaro y extitular de la Sedesol, Josefina Vázquez Mota, dijo que los últimos 10 años han registrado mejoras en indicadores importantes como la vivienda o los niveles de educación, pero a la vez dijo: No puedo más que estar convencida de que el gran reto de este país se llama equidad cerrar las brechas de desigualdad .

El senador Pablo Gómez (PRD) aseguró que el Secretario de Hacienda tuvo razón en su dicho, pues aunque México está dentro de los países considerados subdesarrollados, paradójicamente 70 millones de sus habitantes padecen algún tipo de pobreza.

El gran problema de México es un fenómeno de concentración muy fuerte del ingreso nacional, que ha hecho que se desarrollen poderosos monopolios y que un grupo relativamente pequeño de personas concentren la mayor parte del ingreso , dijo.

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, calificó como desafortunada la declaración de Cordero. Debiéramos pensar cómo disminuir estos niveles de pobreza y no vamos a poder disminuirlos mientras no generemos empleo y no reduzcamos el gasto público innecesario , detalló.

[email protected]