Quien de verdad sea partidario de la defensa del petróleo debe sumar fuerzas en la integración de un frente nacionalista, progresista y de izquierda, destacó el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta.

Lo anterior, luego de que los líderes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, y Martí Batres, rechazaran establecer alianzas con otros partidos para formar un bloque de izquierda contra la reforma energética, como lo propuso Barbosa la semana pasada.

Mediante un comunicado, el coordinador perredista expresó que la unidad de las fuerzas de izquierda resulta indispensable para enfrentar con éxito y con herramientas políticas la decisión del PRI y el gobierno de entablar un proyecto de nación de derecha y conservador.

La búsqueda de la unidad no es un simple deseo, sino una necesidad para la acción política, el diseño y puesta en marcha de una estrategia conjunta que tenga como eje la defensa de los recursos energéticos , precisó.

Por su parte, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, confirmó que para su bancada será prioridad avalar las leyes secundarias en materia energética.

Grandes reformas como la de telecomunicaciones y la energética requieren de acuerdos entre todas las fuerzas políticas para concretar las legislaciones correspondientes , opinó.

Sin soslayar otros temas importantes en la agenda de los grupos parlamentarios, añadió, sería un contrasentido no definir las grandes transformaciones a raíz de las reformas constitucionales como la energética y de telecomunicaciones.

La vicecoordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna, destacó que su bancada se enfocará en fomentar la transparencia, rendición de cuentas y la auditoría en tiempo real en materia energética. Destacó las auditorías, ya que los recursos de la renta petrolera podrían ascender a más de 100,000 millones de dólares.

[email protected]