El secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que es responsabilidad de los partidos políticos y no del gobierno federal hacer protocolos para evaluar y vigilar a los candidatos que postulan, incluso cuando éstos se conviertan en funcionarios al haber ganado los comicios.

Previo a esta reacción, el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, anunció a los integrantes de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional que en breve se les entregará formalmente la propuesta para que elaboren un protocolo de prevención que evite la infiltración del crimen organizado en campañas y candidaturas.

No obstante, el titular de la Segob argumentó que el gobierno no puede participar en este proceso porque no tiene atribuciones para llevar a cabo un protocolo de tal corte, ya que violaría el debido proceso, la libertad, los derechos humanos y la presunción de inocencia de los candidatos.

Lo que hay que hacer es protocolos para evaluarlos, para estarl revisando a quienes como candidatos estén participando en una contienda, y después, si ganan, como autoridades (...). Es la responsabilidad de ellos (los partidos), ellos los postulan , destacó en conferencia de prensa.

Agregó que el único requisito con el que se apoya a los partidos es con su carta de no antecedentes penales, pero eso no quiere decir que en el camino algunos se desvíen .

Sin embargo, tanto el presidente del Senado como el de la Cámara de Diputados, en armonía con la propuesta de los dirigentes nacionales del PAN, Ricardo Anaya, y del PRD, Agustín Basave, se pronunciaron por este protocolo para evitar casos como el de José Luis Abarca o el de Lucero Sánchez López.

Ayer, durante la instalación de la Comisión Bicamaral, el presidente del Senado, Roberto Gil, dijo que las sospechas, indicios o especulaciones de infiltración del crimen organizado con actores políticos o electorales no debe ser un espectáculo público ni un linchamiento de campaña, por el contrario, debe tener una respuesta eficaz de las instituciones.

Por otro lado, luego de que el PAN exigiera la destitución de Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, al acusarlo de filtrar información de seguridad para favorecer al PRI en las elecciones, Osorio indicó que el gobierno no mezcla el tema de seguridad con el político ni valida declaraciones de delincuentes sin que la autoridad correspondiente haya demostrado su veracidad.