El director general de Pemex Exploración y Producción (PEP), Carlos Morales Gil, afirmó que no existen personas desaparecidas tras la explosión en un ducto del Centro Receptor de Gas y Condensados de PEP de Reynosa, aunque sí dijo que hay cadáveres que no les son posibles identificar.

Morales Gil, dijo que son 30 los trabajadores que perdieron la vida, mientras que entre los hospitalizados aún se encuentran cinco trabajadores de Pemex y 18 de las compañías contratistas.

Entre los hospitalizados, detalló el funcionario, se encuentra una persona con estado de salud muy delicado, internado en un hospital de Monterrey.

Hasta el momento las investigaciones apuntan a que la explosión se debió a la ruptura súbita de un ducto, aunque se indicó que estiman uno o dos meses para conocer los resultados de la indagatoria.

Por último, el directo aclaró que la reanudación de operaciones puede durar entre 6 y 8 meses.

Con información de Radio Fórmula

mac