La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) externó su preocupación por el anuncio de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF) del estado de Guerrero, sobre la incorporación de niños y adolescentes a sus filas, luego de que 10 músicos, entre ellos un adolescente de 15 años, fueron asesinados y calcinados en Chilapa.

Si bien la red consideró que la presentación de niños y adolescentes como parte de la policía comunitaria se trata sólo de un performance, y que no se traduce en la participación directa en actos armados recordó que más allá de exigir a las autoridades el cumplimiento de sus obligaciones, no se debe exponer a la niñez en actos de violencia.

Redim enfatizó que no se debe criminalizar a las policías comunitarias, pero señaló que el reclutamiento anunciado por la CRAC-PF puede traducirse como trata, corrupción de menores y explotación con consecuencias legales.

“El reclutamiento de adolescentes y jóvenes campesinos ha crecido de forma alarmante en el estado de Guerrero; los grupos criminales tienen campos de entrenamiento y esclavitud de personas jóvenes”, alertó Redim mediante un comunicado.

[email protected]