La Iniciativa Mérida ha tenido resultados diversos en ambos lados del Río Bravo.

Del lado mexicano, un aumento histórico en los asesinatos relacionados con el crimen organizado, mientras que del lado estadounidense registros, también históricos, de muertes por consumo de drogas. Son fenómenos que se han incrementado en la última década pese a la implementación de la Iniciativa Mérida o Plan Mérida, como también es conocida.

De acuerdo con Lantia Consultores y la organización Semáforo Delictivo, durante el 2018, el año con mayor número de asesinatos en México desde que se llevan registros, se cometieron 22,365 ejecuciones vinculadas con el crimen organizado en nuestro país.

Esta cifra equivale a un aumento de alrededor de 20% en comparación con el 2017, cuando en total se registraron 18,826 ejecuciones.

“No ha bajado el consumo de drogas en México, ni en Estados Unidos y sí ha subido la violencia porque el Plan Mérida ha descabezado a los cárteles y exacerbado la violencia entre ellos.

“Es una manera muy equivocada e infructuosa de intentar controlar la inmigración y el flujo de droga ilegal”, aseveró Santiago Roel, fundador de Semáforo Delictivo.

Otro delito que también ha crecido de manera importante es el narcomenudeo. De acuerdo con los registros de incidencia delictiva del fuero común, entre el 2015 y el 2018, dicho delito creció 50%, al pasar de 38,962 carpetas de investigación en el primero de los años citados, a 58,582 registradas el año pasado.

Sobredosis

Por otra parte, en Estados Unidos, las muertes por sobredosis de droga, especialmente los opioides sintéticos como el fentanilo, en el 2017 alcanzaron 72,237, según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EU.

La cifra de estas muertes en el 2017 significo un incremento de 45% con respecto al 2016, al pasar de una tasa de 6.2 a 9 muertes por cada 100,000 habitantes. Del total de las muertes, 49,000 tuvieron que ver con el uso en exceso de opioides.

Según el informe México: antecedentes en las relaciones con Estados Unidos, publicado por el Servicio de Inteligencia del Congreso estadounidense a inicios de este mes, México “es un importante país de origen y tránsito para la heroína, la mariguana y las drogas sintéticas (como la metanfetamina) destinadas a EU.

“También es un importante país de tránsito para la cocaína producida en la región andina. La heroína de origen mexicano ahora representa casi 90% de la heroína incautada en Estados Unidos. México (también) sirve como punto de transbordo para el fentanilo chino (un poderoso opioide sintético)”, se indica en el informe.

El documento, entregado para el análisis de los congresistas estadounidenses, refiere que el consumo de drogas en Estados Unidos y el tráfico de armas desde aquel país son factores que han alimentado la violencia en México.

Extradiciones

El número de extradiciones de delincuentes,  según datos recopilados del Departamento de Estado y Justicia, indican que desde la implementación de la Iniciativa Mérida se ha aumentado el envío de delincuentes mexicanos a EU para que afronten a las autoridades de aquel país.

“Durante los últimos años del gobierno de (Felipe) Calderón, México extraditó un promedio de 98 personas por año a EU, un aumento con respecto a la administración anterior.

“Cuando el presidente (Enrique) Peña Nieto asumió el cargo, las extradiciones cayeron a 54 en el 2013, pero llegaron a un máximo de 76 en el 2016”, se precisa en el documento.

Entre el 2007 y hasta el año pasado, México extraditó a 981 personas a la Unión Americana, de acuerdo con cifras del Departamento de Estado y Justicia.

[email protected]