Suman triunfos, los morenistas

Morena, el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el 2014, apareció el 2 de junio pasado como el gran ganador de los comicios locales celebrados en Puebla, Baja California, Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas. Sin embargo, su victoria tiene matices.

Sumó dos gubernaturas al arrebatarle al PAN sus bastiones en Puebla y Baja California, con lo que ahora será gobierno en siete entidades: y es que también es administración en la Ciudad de México, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Morelos (en coalición con el PES), donde viven más de 36 millones de personas.

De los tres estados donde se renovaron los congresos estatales, ganó la mayoría en Quintana Roo, con lo cual ya tiene 20 con el control de los trabajos legislativos.

Morena además gobierna en 346 ayuntamientos, que representan 14% a nivel nacional.

Pero su victoria no fue lineal. Si se comparan los votos obtenidos en la elección presidencial del 2018 en los estados donde este 2019 hubo elección, se observa que el partido del presidente perdió 1 millón 417,793 votos.

Aunque es de destacar que una elección presidencial es más concurrida que una local.

Domina Acción Nacional en siete legislativos locales

Un perdedor de las elecciones del 2 de junio pasado es el Partido Acción Nacional, pues no sólo le ganó Morena las gubernaturas de Puebla y Baja California, donde, durante los últimos años había dominado políticamente, sino que recibió menos votos que en la elección presidencial del 2018.

Será únicamente gobierno en nueve entidades, donde habitan 22 millones de mexicanos. Si bien tiene dos gubernaturas más que Morena, gobernará 14.1 millones de personas menos.

En el ámbito legislativo estatal, Acción Nacional, por sí solo, tiene mayoría en siete entidades.

El domingo antepasado cedió el control del Congreso de Quintana Roo, que encabeza Carlos Joaquín, quien llegó al cargo postulado por PRD y PAN.

Una derrota importante fue Baja California, estado donde por primera vez un gobernador surgió de un partido diferente al PRI, a través del panista Ernesto Ruffo Appel, quien llegó a la titularidad del Poder Ejecutivo estatal en 1989 y desde entonces se había convertido en un estado dominado por el panismo, aunque en el ámbito municipal rivalizaba con el PRI.

El 2 de junio pasado Morena no sólo ganó la gubernatura, sino las 17 diputaciones de mayoría y los cinco ayuntamientos en Baja California.

Si se compara el número de votos que obtuvo el Partido Acción Nacional en el 2018 (con comicios presidenciales) en los estados de la República donde hubo elección el domingo 2 de junio (seis entidades), se observa que perdió el panismo 161,291 votos.

El tricolor, a la baja a nivel local; posee mayoría de las entidades

El Partido Revolucionario Institucional registró uno de los peores resultados de su historia en las elecciones locales del 2 de junio. Sólo ganó 21 municipios y dos diputaciones locales de mayoría.

Pese a ello, sigue siendo la primera fuerza política local en el país al gobernar 12 estados, donde viven más de 42 millones de mexicanos.

Sin embargo, prácticamente todos sus gobernadores tienen un Congreso dominado por la oposición. Esa fuerza política sólo tiene mayoría en Campeche, Coahuila y Yucatán, este último gobernado por el PAN.

A nivel municipal es la principal fuerza política al gobernar 544 ayuntamientos, que representan 22% de los 2,458 municipios en los que se divide el país.

En la elección del 2 de junio pasado perdió 297,264 sufragios si se compara con los obtenidos en la elección presidencial en el 2018.

En ninguno de los seis estados donde se realizaron elecciones superó 23% de la votación. Los mejores registros los obtuvo en la elección de ayuntamientos de Durango, al obtener 23% de los votos, y en Puebla, donde alcanzó 18.5% de los sufragios.

El sol azteca sigue en Michoacán y Quintana Roo

El PRD mantiene su tendencia a la baja. En las elecciones locales del domingo 2 de junio sólo ganó un municipio, en Aguascalientes y, en alianza con el PAN, 16 ayuntamientos en Durango; pero su votación individual fue de 2.56 por ciento.

En los seis estados donde hubo elección, su porcentaje de votación no superó un dígito. En Aguascalientes, 8%; Baja California, 8.5%; Durango, 2.5%; Puebla, 2.8%; Tamaulipas, 1.2%, y Quintana Roo, 5.5 por ciento.

Al igual que los demás partidos, PRD registró menos votos de los obtenidos en la elección presidencial del 2018. Esta vez obtuvo 251,246 sufragios menos que el año pasado.

El partido fundado en 1989 es gobierno en Michoacán, donde habitan 4.5 millones de mexicanos y Quintana Roo, con 1.5 millones

Por sí solo no tiene mayoría en ninguna de las 32 bancadas de los congresos estatales; pero, aliado con el PAN y MC, será mayoría en seis estados: Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y Nayarit.