La Secretaría de la Función Pública (SFP) adecuó para su descarga masiva las declaraciones patrimoniales de los funcionarios públicos desde el año 2002, año de la creación del sistema Declaranet, hasta el pasado mayo.

De acuerdo con información proporcionada por la dependencia federal se podrá descargar la información desde el sitio web www.servidorespublicos.gob.mx en la opción Datos Abiertos.

La divulgación de la información “implica una importante actualización del portal perteneciente al sistema Declaranet Plus que, desde el año 2003, permite consultar las declaraciones de situación patrimonial y de intereses, presentadas por servidores públicos de la Administración Pública Federal”, comunicó la dependencia.

Al ingresar al apartado de la página web señalado por la dependencia se observa un recuadro que contiene datos descargables en formato CSV divididos por años y rubros, como generalidades, escolaridad, experiencia, ingresos, inmuebles, muebles, vehículos, inversiones, adeudos, entre otros.

Más abajo se observa una recuadro que contiene una lista desplegable con el nombre de las dependencias federales, además de recuadros para seleccionar si se busca una declaración inicial, modificación o conclusión del servidor público en cuestión o el personal de una dependencia en específico.

En mayo pasado la organización civil Data Cívica presentó una base de datos propia de declaraciones patrimoniales de funcionarios en donde encontró diversas irregularidades en el llenado de las mismas.

Además de ello, la ONG precisó que el proyecto que realizó en colaboración con el Centro de Investigación y Docencia Económicas, se originó después de que un ciudadano solicitó a la SFP la base de datos de declaraciones patrimoniales en un formato abierto.

Ante la solicitud, la dependencia informó que no contaba con la información en el formato solicitado y que cambiarla costaría 1 millón 556,000 pesos y se tardaría en realizar el cambio unos 221 días naturales.

En la información proporcionada por la SFP no se precisa a cuánto ascendieron los costos de la modificación de los datos; sin embargo, en una consulta realizada al área de Comunicación de la instancia se indicó que el cambio de formato de los datos no tuvo un costo extra al presupuesto que tiene la dependencia, ni se utilizó personal adicional al que está adscrito a la secretaría.