Ante la condición de invisibilidad que produce permanecer sin documentos en Estados Unidos, la política exterior mexicana prepara una serie de herramientas de protección consular, informó la directora del Instituto de Mexicanos en el Exterior, Reyna Torres.

Las condiciones propias de una persona indocumentada en Estados Unidos (EU), favorece a que sus problemas legales o de salud permanezcan en las sombras , advirtió la funcionaria federal.

En una pequeña reunión con medios de comunicación, detalló que muchos connacionales que viven en el país vecino del norte sin documentos experimentan problemas que se relacionan con la salud mental, adicciones y violencia intrafamiliar.

Por otro lado, por el temor a ser denunciados con las autoridades migratorias, los migrantes sin papeles, no presentan denuncias cuando son víctimas de violencia.

En los últimos años, la Secretaría de Relaciones Exteriores ha desarrollado un paquete de herramientas para atender a las personas migrantes, tanto las que cruzan territorio mexicano, como los connacionales que viven en el extranjero.

Reyna Torres precisó que estos mecanismos parten del trabajo hecho por esta oficina en los consulados en Estados Unidos y la finalidad es que se comparta con otras instituciones nacionales, así como las de los países que integran el Triángulo Norte.

Informó que hacia mediados de 2016, el gobierno de México habrá concretado el protocolo para atender a mujeres violentadas en la Unión Americana y tendrá elaborado un Protocolo para detectar a personas víctimas de trata.

Abundó sobre la existencia de otras herramientas que ienen que ver con la detección y atención de otros grupos, como las de familias migrantes que regresan a México en los que pendiente está la custodia de menores de edad nacidos en el extranjero; personas indígenas, con discapacidad, entre otros.

[email protected]

mfh