El miedo a contagiarse de coronavirus se encuentra en su nivel más bajo desde noviembre de 2020 en comparación con el miedo a ser víctima de un delito o a que la economía personal o familiar se vea afectada por la pandemia, de acuerdo con Consulta Mitofsky. Sin embargo, cuando se pregunta exclusivamente por el miedo a contraer el coronavirus, las respuestas individuales siguen en niveles superiores a 80 por ciento.

En la comparativa entre coronavirus, economía e inseguridad, sólo 31.7% de los mexicanos encuestados por Consulta Mitofsky aún tienen miedo de contraer Covid-19, una proporción en empate técnico con el miedo a ser víctima de un delito (30.8%) o a que la economía personal o familiar se vea afectada por las consecuencias de la pandemia (30.2 por ciento).

El emparejamiento de los temores se debe a que el miedo a ser víctima de un delito repuntó 6 puntos porcentuales entre el 21 de febrero y el 8 de marzo, mientras que el miedo a la afectación económica mantiene su curso ascendente, que no ha parado de crecer desde el 24 de enero, de acuerdo con los resultados de la 57º Encuesta Nacional Coronavirus en México de Consulta Mitofsky.

Los miedos se han igualado. “Al comparar miedos, se igualaron los miedos a la inseguridad, a la economía y al coronavirus. El miedo a la afectación económica y a la inseguridad han crecido desplazando al coronavirus”, dijo Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, consultado para este artículo.

En la comparativa entre miedos, el coronavirus se encuentra al mismo nivel que el 29 de noviembre de 2020, cuando se registró una proporción de 31.4 por ciento.

Esta caída en la percepción del coronavirus entre los distintos miedos de los encuestados ha coincidido con un mayor avance de la vacunación contra el Covid-19 en distintos municipios del país, lo que contribuye a la percepción de una mayor seguridad sanitaria.

Lo mismo ocurre con la disposición de los encuestados a vacunarse, un rubro donde 45.8% de las personas encuestadas por Consulta Mitofsky señala que tratará de estar entre las primeras en ser vacunadas contra el Covid-19.

“Otro cambio sustantivo es que las personas ya no le tienen miedo a ser los primeros en el proceso de vacunación, porque ya lleva tiempo la vacunación en otras partes del mundo y las personas perciben que no hay riesgos en los biológicos administrados”, dijo Roy Campos.

20.6% de los encuestados considera que le tocará su turno en el proceso de vacunación en algún momento del primer semestre de 2021, una percepción 7 puntos más alta que en la encuesta previa, cuando registró 13.9 por ciento.

“Sputnik ha ido ganando la batalla. Se ha generalizado la idea de la Sputnik como una vacuna segura”, dijo Campos. De acuerdo con los resultados de la 57º Encuesta Nacional Coronavirus en México, la opción de elegir la Sputnik V, producida por el Gobierno ruso, se encuentra como la primera entre todas las opciones de vacunas que se han aplicado en México, con 27.1% de preferencia. El biológico de Pzifer-BioNTech perdió 3 puntos porcentuales en la percepción de los encuestados desde el 28 de febrero, para situarse en esta ocasión en 25.4 por ciento.

Sin embargo, el proceso de vacunación en México lleva un ritmo muy lento y no alcanza las velocidades que se han visto en la inoculación de los antígenos contra la nueva enfermedad de coronavirus de otros países, como Estados Unidos, donde se vacunan 2 millones de personas por día, o Chile, donde 4 millones de habitantes de un país de 19 millones ya recibió la protección biológica.

En México, hasta el 7 de marzo de 2021, apenas 2.8 millones de personas habían recibido por lo menos una dosis de antígeno contra la enfermedad respiratoria SARS-COV2.

Sobre la aprobación del desempeño del presidente Andrés Manuel López Obrador para controlar la pandemia, la proporción se mantiene en 55.6%, similar a la del 28 de febrero, cuando registró 55.9 por ciento. La aprobación del presidente en materia de coronavirus sigue inmune.

Quien ganó negativos fue Hugo López-Gatell, el zar contra el Covid-19 del Gobierno federal. López-Gatell se encuentra fuera de la escena pública desde el 20 de febrero pasado, cuando anunció que se había contagiado de Covid. Sin embargo, el descenso de su aprobación se inició antes de que cayera enfermo: desde el 7 de febrero, cuando registró una aprobación de 53.1%, hasta el 8 de marzo, con 51.4%, López-Gatell ha perdido casi 2 puntos del favor del público.