Monterrey, NL. El juzgado Quinto de Distrito en materia penal de Nuevo León concedió al ex gobernador Rodrigo Medina una suspensión definitiva, con lo que no podrá ser detenido por los juicios en que fue vinculado a proceso por los presuntos delitos de peculado y daño al patrimonio del estado.

Con ello se garantiza la libertad de Rodrigo Medina, aunque el juez de control podrá continuar con la etapa de investigación y el ex mandatario deberá comparecer cada vez que sea requerido.

El juez fijó una garantía de 100,000 pesos para cubrir la suspensión de amparo; sin embargo, éste quedaría sin efectos si en un plazo de cinco días después de la notificación, el ex mandatario no paga la garantía.

Ésta debe ser expedida por la institución crediticia respectiva o en cualquiera de las formas establecidas por la ley, o en caso que se opte por póliza de fianza, la afianzadora deberá indicar el domicilio en dicha ciudad e insertar que se somete a la jurisdicción de los tribunales residentes en la localidad, en caso de litigio, como lo estipula el Código Civil Federal.

Esta suspensión de amparo deriva del reclamo que hizo el ex gobernador de Nuevo León por el auto de vinculación a proceso que se dictó en su contra el pasado 27 de enero, por peculado y daño patrimonial, al presuntamente haber otorgado incentivos por 3,128 millones de pesos para Kia Motors.

gobierno estatal Impugnará la decisión del juez

Al respecto, el vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad del gobierno de Nuevo León, Aldo Fasci, comentó en rueda de prensa que en virtud de dicha suspensión definitiva, el ex gobernador no podrá ser detenido por el juicio que se iniciará en breve en su contra.

Esta decisión será impugnada por la Subprocuraduría (Anticorrupción), por el fiscal competente. Esperaremos a ver si el Poder Judicial del estado interpone el recurso respectivo, debido a que es una situación nada común, no es una situación jurídica que se vea todos los días, llamémosle muy especial , afirmó Aldo Fasci.

Detalló que la detención de una persona, salvo los delitos que tienen prisión preventiva de oficio, tiene que ver con que el imputado pueda evadir la justicia, por ello el juez de control consideró que había elementos suficientes para detener a Rodrigo Medina. (Con información de Rubén Torres)