La Embajadora del Departamento de Estado para el Monitoreo y Combate a la Trata de Personas, Susan Coppedge, dijo que el incremento del flujo de personas centroamericanas sin documentos que cruzan la frontera sur mexicana podría poner en riesgo a este grupo de población de ser víctima de esclavitud moderna.

Sé que hay problemas de un alza en la migración en la frontera sur de México y siempre que hay migrantes indocumentados hay mayor riesgo de que se conviertan en víctimas de trata , destacó al término de su visita a la ciudad de México del 16 al 18 de diciembre.

Ejemplificó lo anterior con base en un caso ocurrido en Indiana, Estados Unidos, donde un grupo de adolescentes que llegaron al país vecino durante la crisis de menores no acompañados en el 2014 eran explotados en campos agrícolas sin que se les pagara ni ofreciera una vivienda adecuada.

Susan Coppedge indicó que muchas víctimas que llegan a Estados Unidos portan documentos falsos tramitados en México. Advirtió también que la condición de indocumentados pone en una situación más vulnerable a cualquier persona.

Coppedge enfatizó la importancia de abordar la trata de personas desde una perspectiva holística, que incluya la colaboración de la sociedad civil, capacitación para oficiales y la concientización dentro de las comunidades.

El gobierno de Estados Unidos, a través de la Iniciativa Mérida, ha otorgado más de 7 millones de dólares en capacitación y prevención de la trata hasta mediados del 2017. La oficina de la Embajadora Coppedge en el Departamento de Estado también proporciona 2.4 millones de dólares para asistencia a las víctimas y programas de prevención en México.

[email protected]