Hasta la semana pasada, al menos 1,699 de los más de 6,000 integrantes del éxodo de centroamericanos que ingresaron ilegalmente al país, desde el 19 de octubre pasado, solicitaron refugio en México, informó Pierre-Marc René, oficial de Información Pública en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

En entrevista, el funcionario del organismo multilateral dijo que de esa cifra 1,228 son niños, mujeres y ancianos que fueron atendidos por el Instituto Nacional de Migración en el recinto ferial de Tapachula, Chiapas, luego de ingresar al país.

Comentó que hasta junio pasado, más de 9,000 personas habían presentado solicitud de asilo en México.

Detalló que de acuerdo con información de la Comisión Mexicana de Ayuda a refugiados (Comar) se espera que la cifra llegue a 23,000 al final del año.

El funcionario del organismo multilateral dijo que en los últimos años se ha observado un cambio importante en los números de personas que han realizado solicitud de asilo en México.

Lo que estamos tratando de hacer es pedir al gobierno mexicano que garantice el acceso al territorio y al procesamiento de determinación de la condición de refugiado a las personas que están huyendo de la violencia, entre ellas las que permanecen en Guatemala y que deseen pedir también asilo en México.

Recordó que los interesados tienen que hacer personalmente la solicitud de refugio ante la Comar.

El ACNUR ayuda al gobierno mexicano con un prerregistro de las personas que quieren solicitar asilo en México; también está apoyando a la Comar con personal, recursos técnicos y operación a través del pacto Mundial sobre refugiados justamente para fortalecer el sistema de asilo y garantizar el adecuado sistema de recepción de las personas y los documentos, explicó.

El organismo dependiente de la Organización de las Naciones unidas (ONU) también coadyuva con las autoridades mexicanas para garantizar la identificación de las personas en situaciones más vulnerables como los niños, mujeres y ancianos.

Indicó que los migrantes que han estado ingresando al país por la frontera sur, desde el 19 de octubre pasado, tienen todo el derecho de solicitar el asilo en México, una vez que estén del lado mexicano, pero eso depende de cada uno de ellos y dependerá de la Comar si los aceptan o no.

Recomienda el Acnur a México adecuar su ley de asilo

Por otra parte, Pierre-Marc René mencionó que el ACNUR recomienda hacer cambios en la ley de asilo en México, particularmente para fortalecer la Comar y asegurar que las personas puedan solicitar asilo en la frontera sin ser enviadas a las estaciones migratorias.

Desde el 18 de octubre pasado, el ACNUR movilizó personal al sur de Chiapas. Concretamente desplazó a 45 trabajadores para prestar apoyo a las autoridades mexicanas para el registro de solicitudes de asilo en plazo adecuado y la puesta en marcha de mecanismos de identificación y derivación de personas en situación vulnerable y con necesidades específicas.

El organismo señaló en un comunicado que ve con preocupación la evolución de la situación humanitaria de la caravana y su posible paso por áreas en las que se han producido secuestros y riesgos de seguridad. Indicó, que es urgente estabilizar la situación y esencial que se den condiciones adecuadas de recepción tanto para los que buscan asilo, como para quienes también participan en el desplazamiento. Recordó que se trata de un avance de unas 7,000 personas y es la segunda caravana organizada que tiene lugar en la región este año. La primera fue en abril.

[email protected]