Durante un mitin en Papantla, Veracruz, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador reiteró a sus simpatizantes que de ganar las elecciones del 1 de julio no vivirá ni despachará en la residencia oficial de Los Pinos, y tampoco se sentará en la silla presidencial.

El político tabasqueño afirmó que lleva una ventaja mínima de 20 puntos frente a sus adversarios. En el templete, desde el inicio del evento fue colocada una silla, y cuando pronunciaba que no viviría en Los Pinos, López Obrador afirmó que ya había encontrado la banca que llevaría a Palacio Nacional. Lo hizo mientras hacia una referencia histórica.      

“Cuando se encontraron en Xochimilco, (Francisco) Villa y (Emiliano) Zapata, cuando se encontraron, y luego fueron al Palacio Nacional, Zapata no quiso sentarse en la silla presidencial. Se sentó Villa; Zapata se quedó a un lado. Yo sí me voy a sentar en esta silla, porque esta silla no está embrujada”, ironizó el candidato presidencial mientras se sentaba en la silla donde estuvo por algunos segundos, mientras sostenía en su mano un bastón de mando que le regalaron sus simpatizantes.

En su discurso, el tres veces candidato presidencial reiteró que su principal acción de gobierno sería combatir la corrupción. Reiteró que si el Presidente es honesto, lo serán el resto de los funcionarios. Incluso, afirmó que les recomendaría a los funcionarios de su gabinete no caer en la “tentación” de cometer actos de desvíos de recursos o manejos incorrectos del presupuesto público, pues de lo contrario, dijo, serán enjuiciados.

López Obrador dijo que de ganar las elecciones del 1 de julio, va a moralizar a los mexicanos, y nadie se va a robar los recursos del presupuesto público.

Yunes, el gran cacique de Veracruz

Casi al final de su discurso, el aspirante presidencial de Morena calificó al gobernador de Veracruz, al panista Miguel Ángel Yunes, como el “gran cacique de Veracruz”, por “imponer” como candidato a la gubernatura a su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, y trata de hacer que éste “herede el poder”.

López Obrador dio a conocer que la representación de Morena ante el INE ya solicitó al organismo electoral que llame a visitadores y observadores internacionales para que vigilen las elecciones del 1 de julio en el estado de Veracruz, para evitar que el gobernador en turno haga una operación de compra de votos.  

[email protected]